Venezuela

Vigencia y aplicación del TIAR

Temas:

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), o Tratado de Rio, suscrito en 1947; modificado mediante Protocolo de 1975, tiene competencia jurídica en la región americana para proteger de amenazas y agresiones a los Estados del continente. Su fundamento reposa al amparo de los principios de la Organización de Estados Americanos (OEA), y en armonía con el artículo 51 de la Organización de Naciones Unidas, aunque dicho tratado no ha cumplido con el fin y objeto definido como pacto de defensa mutua.

La evidente inoperancia del TIAR en el casus bellis guerra de las Malvinas (Atlántico Sur, 1982), propició el rechazo de la comunidad internacional ante la agresión extraterritorial de que fue objeto la República de Argentina en su propio territorio, violando normas y tratados internacionales de imperativo cumplimiento cláusula de ius cogen, capítulo VII de la ONU que trata la movilización de fuerzas por amenazas a la paz o actos de agresión.

La diplomacia regional liderada por países que conforman el denominado Grupo de Lima, evalúa la aplicación del TIAR en aras de resolver situaciones de violación de derechos humanos, seguridad nacional y las migraciones masivas e ilegales de países vecinos y de otras latitudes, impactando negativamente la seguridad económica a los países de la región, lo cual no está exenta la República de Panamá. La situación política en la República Bolivariana de Venezuela ha generado estas reacciones en el interés de reactivar dicho instrumento de defensa regional para permitir el reingreso al país sudamericano y hacer los cambios (mutatis mutandis), que requieren los venezolanos.

El régimen venezolano cuenta con fuerzas militares de primera línea en la región, que no solamente son adeptas al régimen sino parte del poder político gobernante con apoyo popular de capas bajas y medias, adiestradas en milicias populares. Son factores naturales del ajedrez político, como elementos de juicio, que sin duda, son partes beligerantes en las decisiones y negociaciones multilaterales que requieren del acatamiento de normas internas e internacionales de carácter obligatorio para todos los Estados, efecto erga omnes.

Agotadas las instancias, un cambio de gobierno en el país sudamericano, se presume a mediano plazo, con acuerdos recíprocos entre actores internos, (gobierno, oposición) y externos como el Grupo de Lima, la Mesa de Barbados y Oslo. Asimismo, Rusia, China y Estados Unidos aparecerían en el escenario por los intereses comerciales con Venezuela y también la convergencia ideológica que en política exterior tienen validez en las decisiones que se vayan a tratar.

La rigurosa política exterior decretada por el gobierno de Washington, en perjuicio del gobierno de Venezuela y las iniciativas del Grupo de Lima vía una alianza colectiva a través de la aplicación del TIAR, no dejarán de ser movimientos disuasivos y coercitivos para resolver el conflicto y remover del poder a Nicolás Maduro. Estas y otras iniciativas tendrán éxito para las partes implicadas siempre y cuando, las controversias se traten bajo procedimientos sometidos al proceso constitucional y electoral.

El autor es abogado y licenciado en Relaciones Internacionales

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan