INVESTIGACIÓN

Empleada de la Casa Blanca revela brechas de seguridad en entorno de la presidencia

Temas:

Newbold cuando pidió explicaciones por lo ocurrido fue víctimas de represalias, entre ellas suspenderla por dos semanas sin sueldo. Newbold cuando pidió explicaciones por lo ocurrido fue víctimas de represalias, entre ellas suspenderla por dos semanas sin sueldo. Expandir Imagen
Newbold cuando pidió explicaciones por lo ocurrido fue víctimas de represalias, entre ellas suspenderla por dos semanas sin sueldo. Tomado de NBC News

Unos 25 funcionarios de la Casa Blanca, incluidos altos consejeros del presidente Donald Trump, recibieron acreditaciones de seguridad a pesar de las recomendaciones en contra de empleados de la presidencia, informó este lunes 1 de abril un miembro del Congreso estadounidense.

Tricia Newbold, miembro del personal de seguridad de la Casa Blanca, informó al Congreso de “graves brechas en la seguridad nacional en los niveles más altos de la administración Trump”, según indicó en una carta el presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, Elijah E. Cummings.

El legislador envió esa carta al asesor de la Casa Blanca Pat Cipollone para pedir información sobre las acreditaciones de seguridad –que permiten acceder a contenido ultrasecreto– concedidas al consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, a su predecesor, Michael Flynn, a la hija del presidente, Ivanka Trump, a su yerno, Jared Kushner, y a otros funcionarios.

El demócrata Cummings informó además de su intención de citar a declarar a Carl Kline, el exsuperior de Newbold en la oficina de seguridad personal de la Casa Blanca, y a otros funcionarios sobre este caso.

Newbold dijo al comité que la oficina de seguridad personal había recomendado no conceder acreditaciones a las 25 personas concernidas por cuestiones graves relacionadas con influencias extranjeras, conflictos de interés, problemas financieros, consumo de droga o delitos cometidos.

Esa responsable, que lleva 18 años trabajando en la Casa Blanca, afirmó que esas recomendaciones fueron ignoradas por Kline y otros de sus superiores.

Y, según Newbold, cuando pidió explicaciones por lo ocurrido, Kline y otros empleados de la Casa Blanca tomaron medidas de represalia contra ella, incluida una suspensión de dos semanas sin paga en enero.

“No me haría ningún favor a mí misma, a mi país o a mis hijos si me relajara sabiendo que los problemas que tenemos pueden afectar a la seguridad nacional”, dijo Newbold al comité presidido por Cummings.

La disputa entre Newbold y Kline por las acreditaciones salió a la luz en enero, cuando ella fue suspendida de empleo y sueldo durante dos semanas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan