[TRAYECTORIA]

Un ejemplo de liderazgo político

Temas:

En 2015 Arias Calderón recibió la Orden Manuel Amador Guerrero, en Grado de Gran Cruz. En 2015 Arias Calderón recibió  la  Orden Manuel Amador Guerrero, en Grado de Gran Cruz. Expandir Imagen
En 2015 Arias Calderón recibió la Orden Manuel Amador Guerrero, en Grado de Gran Cruz. LA PRENSA/Archivo

Panamá pierde físicamente a uno de los más grandes y brillantes políticos. Por su ejemplo de integridad, valentía y desprendimiento a favor de la democracia y justicia social inspiró a miles de panameños, quienes decidimos seguirle como nuestro líder.

Ricardo Arias Calderón se ganó el respeto y admiración de nacionales y extranjeros, quienes veíamos en su persona la conjunción del político valiente y honesto. Sobresalió entre los más renombrados líderes internacionales por su solidez intelectual, por su discurso profundo y pensamiento brillante, al grado de que fue escogido en 1995 presidente de la Internacional Demócrata Cristiana.

RAC decidió dedicar los mejores años de su vida profesional a la construcción de nuestra democracia. Lo acompañó siempre su querida esposa y compañera Teresita. A pesar de tener una importante oferta académica en Estados Unidos, decidió regresar a Panamá y sumarse a la lucha junto a otros dirigentes y miles de panameños que lo acompañamos.

En esos aciagos y difíciles años de dictadura, RAC empeñó todo su esfuerzo por mantener activa y beligerante la oposición democrática. Junto a la dirigencia política demócrata cristiana, decidimos inscribir el PDC y participar en todas las contiendas electorales –aún controladas por los militares–. Muchos lo criticaron, pero al final comprendieron que debíamos hacer la pelea de adentro. Así toda la oposición se unió en la Alianza Democrática de Oposición (ADO), mostrando que su visión era la correcta.

Por su reconocido liderazgo nacional e internacional, RAC era el natural candidato presidencial en 1989; no obstante, maniobras politiqueras egoístas de los liberales de ese entonces, se fraguaron para impedir que un político honesto y de firmes principios humanistas encabezará la nómina presidencial. Él supo sacrificar su muy ganada candidatura presidencial en aras de permitir la unidad de la oposición y así derrocar con votos al régimen militar, obligándolos a realizar un fraude electoral o anular las elecciones, como al final lo hicieron. No en vano en la autobiografía de RAC su autor, Julio Bermúdez, lo presenta como pensador y constructor de democracia.

Para RAC la política fue una misión de vida al servicio del bien común. Fue trabajar tiempo completo por democratizar el país. Y ese anhelo político lo asumió como pocos, al grado de constituirse en la voz más autorizada de la dirigencia opositora, arriesgando su seguridad personal y la de su familia.

Nunca claudicó y su mensaje de esperanza y voz valiente se hizo sentir en todo el país. Grande en pensamiento, acción y palabra fue Ricardo Arias Calderon.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan