TRADICIÓN

Vistazo a Río y Barranquilla, dos carnavales insignia de América

Los de Río, en Brasil, y Barranqulla, en Colombia, son de los carnavales más emblemáticos del continente por su larga trayectoria.

Temas:

Vista de los festejos en Río de Janeiro. Vista de los festejos en Río de Janeiro. Expandir Imagen
Vista de los festejos en Río de Janeiro. EFE

Río de Janeiro, ciudad de Brasil declarada Patrimonio de la Humanidad por su belleza tropical entre montañas y mar, su clima templado y sus playas, es siempre durante el Carnaval blanco de miradas.

La mística del Carnaval de Río de Janeiro —que este año celebra su 450 aniversario— está compuesta por la tradición de desfiles de carrozas, disfraces vistosos y bailes populares con ritmos contagiosos, explica Patrick Bestetti Mallmann, jefe del sector cultural de la Embajada de Brasil en Panamá.

Las estrellas del Carnaval carioca son 12 escuelas de samba que entrenan durante todo el año para hacer gala de su talento y destreza en los pintorescos desfiles realizados en el estadio conocido como Sambódromo da Marquês de Sapucaí, espacio donde se estima que unas 700 mil personas acuden a la cita carnavalesca cada año.

Así mismo, cerca de 450 bandas de música callejera o “blocos” se hacen presentes en la fiesta. 

Si bien es cierto que la samba es el tipo de danza que engalana esta festividad, otros bailes que forman parte de la celebración brasileña son: sertanejo (o caipira), forró, pagode, axé y baião, enumera Bestetti Mallmann.

Las diversas escuelas de danza participantes dan lo mejor de sí durante los desfiles, pues una de ellas es nombrada como “Campeón del Carnaval” tras el veredicto de unos 40 jueces. El jurado evalúa el tema escogido por la escuela de samba, los disfraces, la banda de percusión, carrozas, así como la armonía, el espíritu y el ánimo de los bailarines, entre otros aspectos, menciona.

Los disfraces que se lucen y los diseños de las carrozas van de la mano con el tema que ha sido seleccionado por cada escuela de samba.

Lo cierto es que miles de personas se reúnen en Río de Janeiro para celebrar la alegría de este Carnaval en un ambiente multicultural, afirma Bestetti Mallmann.

La cumbia 

Barranquilla, capital colombiana del departamento Atlántico, en la región Caribe, suena a cumbia, se viste de reina y contagia alegría a quien la visite durante la fiesta carnavalesca.

Tanto así que las danzas y las costumbres culturales con las que se celebra el Carnaval de Barranquilla han hecho que este sea nombrado por la Unesco como “Obra maestra del patrimonio oral e intangible de la humanidad”.

Durante los cuatro días de fiesta, esta ciudad recibe a una gran cantidad de visitantes interesados en participar de su “alegría permanente”, afirma Ángela Benedetti, embajadora de Colombia en Panamá.

Los disfraces típicos de su celebración, como “María Moñitos”, las “marimondas” y “el torito” son característicos de la festividad que se realiza desde hace 205 años.

Así mismo, diversos ritmos musicales se hacen presentes en la ocasión, agrega Benedetti. Se trata de “un festival que acoge a lo mejor de la música” al sonar en él toda la música del Caribe: cumbia, porro y salsa.  

“El Carnaval de Barranquilla es un corte en el tiempo y todo lo trascendental pasa o antes o después del Carnaval, porque durante esos cuatro días nadie quiere saber de una cosa diferente al Carnaval”, afirma Benedetti.

Solo el año pasado, el departamento de Atlántico recibió en esta fiesta cerca de 10 mil extranjeros.

El evento comienza el sábado de Carnaval con la Batalla de Flores, que cuenta con un desfile de carrozas y la presentación de comparsas, bailarines y disfraces.

Luego, el domingo se realiza la “Gran Parada”, con la presencia de comparsas y carrozas, mientras que el lunes se lleva a cabo el Festival de Orquestas, que esta vez contó con el cantautor panameño Rubén Blades.

El Carnaval cierra hoy 17 de febrero con el entierro de Joselito Carnaval, una parodia en que la reina se viste de luto y llora hasta desmayarse. Luego de ello, nuevamente se escuchan la música, los bailes y comparsas.

Benedetti aprovecha la oportunidad para experimentar el Carnaval de Barranquilla con las frases: “Quien lo vive es quien lo goza” y “quien no ha ido al Carnaval de Barranquilla ha perdido el tiempo”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan