MANEJO DE AGUAS RESIDUALES

Saneamiento de $2 mil millones

El proyecto comenzó en el año 2007 y busca limpiar las aguas de los ríos que se ubican en toda la ciudad capital.

Temas:

En agosto de 2013 se inauguró la planta de tratamiento de aguas residuales ubicada en Llano Bonito, corregimiento de Juan Díaz. LA PRENSA/Roberto Cisneros En agosto de 2013 se inauguró la planta de tratamiento de aguas residuales ubicada en Llano Bonito, corregimiento de Juan Díaz. LA PRENSA/Roberto Cisneros Expandir Imagen
En agosto de 2013 se inauguró la planta de tratamiento de aguas residuales ubicada en Llano Bonito, corregimiento de Juan Díaz. LA PRENSA/Roberto Cisneros

Sanear las aguas residuales de los distritos de Panamá y San Miguelito, así como de la provincia de Panamá Oeste, costará más de $2 mil millones.  

Agustín Ordóñez, subdirector del Programa de saneamiento de la bahía de Panamá, informó que, desde 2007, cuando comenzó el proyecto, se han invertido $900 millones.  

En la actualidad el Ministerio de Salud elabora un pliego de condiciones para la construcción de un segundo módulo de la planta de tratamiento en Juan Díaz, por alrededor de $200 millones, para las aguas del área este, procedentes de los ríos Tapia, Juan Díaz y Tocumen.  

Ordónez también reveló que el saneamiento de Panamá Oeste (Arraiján, La Chorrera y Capira) costará $600 millones.  

En el caso de los distritos de La Chorrera y Arraiján explicó que evalúan las propuestas recibidas para una solución sanitaria de un primer sector de esa zona, que sería Burunga.

Autoridades deben llevar el proyecto de saneamiento a las comunidades que están creciendo en la periferia de la ciudad

Gerónimo Espitia Urbanista

De hecho, subrayó que publicaron en PanamáCompra la licitación para el desarrollo de estudios preliminares y el plan maestro para Arraiján y La Chorrera.  

Indicó que eso implicaría en un inicio una planta en Burunga para el tratamiento de 300 litros de agua residuales por segundo, y luego se edificaría otra más grande en La Chorrera. 

AVANCE DE OBRAS

El proyecto de saneamiento de la bahía de Panamá, desde el Casco Antiguo, en San Felipe, hasta el aeropuerto de Tocumen (primera etapa), tiene avance del 98% en lo que respecta a infraestructura sanitaria.

De acuerdo con Ordónez, la meta es limpiar los 17 ríos más importantes de la ciudad capital, los cuales están contaminados.

En ese sentido, expertos esperan una mejoría en la próxima década, de manera que la bahía de Panamá pueda volver a ser utilizada para recreación en 2027.

Esta administración tiene en su cronograma de trabajo dejar listo, antes de 2019, la primera etapa del proyecto, que es descontaminar los ríos Curundú, Río Abajo, Matías Hernández, Tapia y Tocumen.

Además, inaugurar el segundo módulo de la planta de tratamiento para manejar las aguas del área este de la capital y el saneamiento en el sector oeste.

El exdirector del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales Juan Antonio Ducruet explicó que para este proyecto se requeriría un tercer módulo que sanearía las aguas de zonas como 24 de Diciembre, Pacora y las áreas revertidas.

“Podríamos estar hablando de $200 millones más”, destacó.

Según Ducruet, esas comunidades están creciendo y no se incluyen en el programa de saneamiento, por lo que se requerirá ampliar la cobertura de la red sanitaria y la capacidad de la planta de Juan Díaz.

Mencionó que, en total, con el tercer módulo o etapa la obra podría terminar costando $2 mil 500 millones.

Datos oficiales dan cuenta que la cobertura de redes de alcantarillados de la capital es del 75%, por lo que para los especialistas es “muy importante” mejorarla en barrios de las zonas marginales.

SISTEMA OBSOLETO

Por su parte, el urbanista Gerónimo Espitia señaló que las redes pluviales y residuales de la ciudad de Panamá datan de 1920, por lo que no tienen capacidad para manejar las aguas que descargan miles de panameños.

Planteó que se requieren estudios para hacer un diagnóstico de la situación y cómo podría crecer la población desde Chepo hasta Capira en los próximos años. “Eso ayudaría a determinar la cantidad de aguas servidas que se requiere manejar”, afirmó.

“Hemos carecido de una visión urbana que nos ayude a identificar los principales problemas, así como planificar, no solo de la ciudad, sino de todo el país”, agregó.

Por su parte, Harley Mitchell hijo, exdirector de Legal del Ministerio de Ambiente, aseguró que espera que el proyecto de saneamiento sea implementado en su totalidad.

“Esperamos ver resultados pronto. Ahora mismo los ríos siguen teniendo el mismo aspecto”, acotó.

El activista mencionó que se debe dar una información más clara a la ciudadanía de cómo avanza el saneamiento, ya que hasta el momento es poco lo que se conoce.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan