exposición canina

El perro, un gran amigo para la emancipación de los discapacitados

Temas:

En Birmingham, Inglaterra, se realiza la exposición canina más grande del mundo. En Birmingham, Inglaterra, se realiza la exposición canina más grande del mundo. Expandir Imagen
En Birmingham, Inglaterra, se realiza la exposición canina más grande del mundo. AFP

Labradores, caniches o cóckers adiestrados han cambiado las vidas de sus dueños, devolviéndoles las facultades físicas perdidas.

En las avenidas del salón de Crufts, la exposición canina más grande del mundo organizada en Birmingham (centro de Inglaterra), la asociación "Hearing Dogs For Deaf People" (perros guía para sordos) hace una demostración.

Los adiestradores profesionales enseñan a los perros a reconocer sonidos como los de un despertador, una llamada a la puerta o una alarma contraincendios y a transmitir la información dando un golpe con la pata o adoptando determinadas posiciones.

"Nuestro objetivo es devolver a los sordos su independencia gracias a su perro", explica Veronica Pearce, la portavoz de la asociación. "Gracias a esto muchos beneficiarios han podido vivir solos, sin que sus parientes tengan que preocuparse por ello".

Desde su creación en 1985, la organización ya acompañó a más de 2 mil personas. "Si hay peticiones particulares, nos las arreglamos para que el animal sea entrenado" para responder a ellas, explica Janine Hovey, una adiestradora de 27 años. "Por ejemplo, si la persona tiene un bebé se puede amaestrar al perro para que reconozca los lloros".

Desde hace tres años, John Morris, un exoperario de almacén instalado en Leeds (norte de Inglaterra), se lleva a Théo, el cócker que le dio la asociación, a todas partes. "Recuperé mi libertad. Antes no me atrevía a salir", afirma entusiasmado el sexagenario que perdió la audición hace unos 15 años tras haber trabajado toda su vida en un entorno "muy ruidoso".

Pero para él lo esencial no es eso. Con sus paseos y la curiosidad que suscita el perro, John Morris recuperó la autoestima.  

"Ahora puedo hablar con la gente, antes no me atrevía, no lograba mirarles a los ojos", cuenta con satisfacción. "Es como una nueva vida". También es cooperante en la asociación y participa en las demostraciones.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan