Mitos

Cinco mitos sobre enfermedades de transmisión sexual

Conozca los aciertos y desaciertos en cuanto al tema de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

Temas:

El condón se considera el único método de barrera que protege contra infecciones de transmisión sexual y previene embarazos no deseados. El condón se considera el único método de barrera que protege contra infecciones de transmisión sexual y previene embarazos no deseados. Expandir Imagen
El condón se considera el único método de barrera que protege contra infecciones de transmisión sexual y previene embarazos no deseados. FOTOLIA

1. Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) ocurren solo en personas promiscuas y trabajadores sexuales.

Falso. Desde el primer contacto sexual se puede adquirir una ETS. Si se tiene actividad sexual sin utilizar condón de manera correcta y consistente, cualquiera puede estar en riesgo de adquirir una infección. No excluye edad, género, orientación sexual, escolaridad, clase social o profesión.

Si se tiene sexo sin condón con una pareja con clamidia, gonorrea o sífilis, existe 30% de riesgo de adquirir infección en esa única relación.

2. Los adultos son los que más frecuentemente adquieren ETS.

Falso. El 50% de los casos nuevos por ETS ocurren en jóvenes de 15 a 24 años de edad. Cada año, 1 de cada 4 adolescentes contrae una ETS.

La abstinencia sexual puede atrasar el inicio de vida sexual, promover la fidelidad y limitar el número de parejas a lo largo de su vida sexual. Se reporta que el 46% de las adolescentes tiene relaciones sexuales.

Si escogen tener sexo, deben conocer cómo protegerse contra ETS y embarazos no deseados. Los embarazos en adolescentes permanecen como el mayor contribuidor de mortalidad materno-infantil con prolongación del ciclo enfermedad-pobreza.

3. Si tomo píldoras anticonceptivas, no necesito utilizar condón.

Falso. Las píldoras anticonceptivas son efectivas contra embarazos no deseados en el 99.9% de las veces usadas de manera adecuada, pero no protegen contra las infecciones de transmisión sexual.

El condón se considera el único método de barrera que protege contra infecciones de transmisión sexual y previene embarazos no deseados.

4. Podré ver y notar si mi pareja tiene una ETS.

Falso. Hay varias infecciones de transmisión sexual que no se manifiestan como enfermedad, pero al ser portadores sin síntomas pueden igualmente transmitirlo. 

Las personas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) pueden no tener lesiones visibles en los genitales, y la única manera de determinar la infección es a través de una prueba en sangre. 

Las úlceras genitales por herpes y verrugas por el virus del papiloma humano (VPH) pueden sanar, pasar desapercibidas hasta el 90% de los casos y aún contagiar el virus.La mayoría de las mujeres y la mitad de los hombres con clamidia no tienen síntomas. Cuando no hay molestias, la única forma de determinar infección es a través de pruebas en sangre.

Menos de la mitad de los adultos entre 18 y 44 años se han realizado rutinariamente exámenes o pruebas de ETS que no sea VIH. Se recomienda pruebas de ETS cada año en personas sexualmente activas.

5. Dos condones son mejor que uno.

Falso. Utilizar dos al mismo tiempo causa ruptura y fugas por la fricción, se pueden utilizar más de un condón por relación sexual, pero usando uno cada vez.

El uso del condón está subestimado, solo en dos de cada tres relaciones sexuales se utiliza. El condón es el método más efectivo para prevenir ETS después de la abstinencia sexual.

Previene en un 98% los embarazos y es el único anticonceptivo que además protege contra ETS. Impide contraer infección en fluidos por gonorrea, clamidia, VIH e inclusive por hepatitis viral tipo B y virus zika.

Protege mientras cubra las lesiones ulcerativas (por herpes, sífilis y chancroide) y verrugas por VPH. En una relación sexual donde una persona es VIH positiva y su pareja es VIH negativa, puede reducir la transmisión en un 80%. 

Los condones son fáciles de usar y son sometidos a rigurosas pruebas durante su fabricación para combinar dureza y elasticidad sin agujeros.

Vienen en diferentes texturas, espesor, tamaño, olor, sabor y hasta en versión femenina. La sensibilidad al látex es poco común del 0.2 al 8.2% y existen condones libres de látex con material de poliuretano y poliisopreno.

Al brindar protección a ambos, puede incrementar el placer sexual al disminuir los miedos, la desconfianza y exposición al peligro.

Los errores más comunes relacionados a su uso están: colocarlo al revés y luego darle vuelta (29%), quitarse el condón temprano (28%), colocarse el condón tarde (20%), abrir el paquete con un objeto cortante (10%) y utilizar el condón con lubricantes a base de aceite y vaselina (6.5%).

Dra. Katherine Henríquez

(La autora es uróloga de adultos y niños, y atiende en el hospital Punta Pacífica y en el Centro Médico Paitilla.  Web: www.urologopanama.com. Email: urologapanama@gmail.com)

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan