SOCIEDAD

10 mitos de la donación de sangre

Temas:

Existen muchos mitos en torno a la donación de sangre. Existen muchos mitos en torno a la donación de sangre. Expandir Imagen
Existen muchos mitos en torno a la donación de sangre. LA PRENSA/Archivo

1. Si necesito una transfusión de sangre debo pagarla

Falso. La donación es un acto altruista. Generalmente, las donaciones son para un familiar o amigo; ya sea porque tienen una cirugía programada o porque han requerido una transfusión. Los donantes deberían acudir sin condiciones, por voluntad propia y deseo de solidaridad, así habría más garantía de que la sangre es segura. Hay mitos que aclarar al panameño para que entienda que donar es efectivo, sencillo y libre de riesgos, espero esto los incentive y nos ayuden a abastecer los bancos de sangre del país, nunca se sabe en qué momento necesitaremos de ellos.

2. Si dono sangre para un familiar y este no la utiliza, esta sangre es desechada

Falso. Como mencioné, quizá esta es la mayor fuente de ingresos en los bancos, por ende, si usted donó a un familiar y esta no se utiliza, no se preocupe, indirectamente ayudará a otro paciente que la necesitará. La sangre total la fraccionamos en diferentes productos (glóbulos rojos, plaquetas, plasma y crioprecipitados) que son administradas para las diferentes indicaciones médicas, todos estos se conservan a cierta temperatura y tienen tiempo de vigencia que el banco de sangre sabe administrar para su mejor utilización.

3. Si dono, corro el riesgo de adquirir alguna infección

Falso. Donar sangre es un proceso en donde se garantiza seguridad tanto para el donante como para el receptor; el proceso solo toma de 45 a 60 minutos, y la extracción máximo 10 minutos. Se utilizan equipos desechables y estériles para evitar infecciones.

4. Solo puedo donar sangre total

Falso. Se puede donar también plaquetas mediante un procedimiento llamado aféresis, que conecta una máquina que extrae la sangre al donante, separa las plaquetas y le devuelve a su cuerpo el resto de los constituyentes de la sangre.

Esto permite extraer directamente de un solo donante lo que nos tomaría el fraccionamiento de sangre de seis personas que hayan donado sangre total. Es muy seguro, solo se requiere tener venas de buen calibre, y lo mejor es que se puede donar cada semana o hasta 24 veces al año este producto, a diferencia de la sangre total que se puede donar solo cada tres meses.

5. Si dono sangre, me engordaré

Falso, después de donar se recomienda adecuada ingesta de agua y comer sano, y a pesar de que el cuerpo trabaja para suplir la sangre donada, no es suficiente para provocar que una persona suba de peso. También se les indica no fumar ni ingerir bebidas alcohólicas por un tiempo prudente.

6. Si tengo tatuajes ya no podré donar nunca

Falso. Las personas con tatuajes o que se hayan hecho perforaciones para aretes no pueden donar si estos han sido recientes en los últimos seis meses. Recordemos que a estas bolsas se le efectúan pruebas para descartar que tengan infecciones como VIH, hepatitis B y C, sífilis, chagas, HTLV-1, entre otras; el tiempo que se espera de seis meses es para evitar períodos de ventana en donde algunos virus no pueden ser detectados.

7. Si dono me volveré anémico

Falso. Se puede donar sangre total. Esta bolsa tiene 450 ml aproximadamente o aféresis de plaquetas que tienen 300 ml; la sangre total del cuerpo tiene 6 mil ml, o sea, ¡extrae menos del 10%!, añadido a esto, la capacidad de regeneración de la médula ósea, que es la fábrica de la sangre, suple esta cantidad en corto tiempo. Nadie se vuelve anémico por donar.

8. Si no me permiten donar una vez, más nunca podré donar

Falso. Hay rechazos temporales y permanentes; ejemplos de los temporales: síntomas de resfriado, colesterol muy alto, tener un peso menor de 110 libras, ser menor de 18 años, haber ingerido alcohol o fumado en las últimas 24 horas o viajado en menos de 6 meses. Sin embargo, también están los rechazos permanentes, por ejemplo: ser mayor de 65 años, si el donante resultase VIH o hepatitis B positivo el banco de sangre le informa al paciente tras corroborarlo con pruebas confirmatorias.

9. Debo ir en ayunas para donar

Falso. Se recomienda haber comido ligero, libre de grasas o dulces para que este no sea un impedimento a la hora de donar y la sangre tenga mejor calidad.

10. Si ya he donado no es necesario que me repitan los cuestionarios y las pruebas de sangre

Falso. Hay que garantizar que el donante goce de buena salud, por ende, en cada ocasión se deben tomar todas las medidas de seguridad. Recuerden: donar es dar vida.

( La autora es especialista en medicina interna, hematología, trasplante de células madre y coagulación)

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan