ABDOMEN E INGLES

¿Es ese bulto una hernia?

La debilidad en la pared abdominal favorece la aparición de una hernia. Para repararla, es necesaria una  cirugía. Entre las embarazadas, la más común es la hernia umbilical.

Temas:

Es un abultamiento en alguna parte de la pared abdominal o las ingles. Es un abultamiento en alguna parte de la pared abdominal o las ingles. Expandir Imagen
Es un abultamiento en alguna parte de la pared abdominal o las ingles. FOTOLIA

A menudo se escucha decir que al realizar un gran esfuerzo físico o levantar mucho peso le saldrá una hernia a la persona en cuestión, lo cual es un mito.

El doctor Leonardo Santamaría Galeotti, cirujano especialista en hígado, páncreas y vía biliar, explica que una hernia es un abultamiento en alguna parte de la pared abdominal o las ingles (donde se unen los muslos al vientre) debido a un defecto o agujero de la capa fuerte del abdomen conocida como fascia.

En otras palabras, es cuando una parte de un órgano, como el intestino, se “sale” de su lugar y forma un bulto en la zona debilitada.

Las hernias pueden aparecer en el ombligo (umbilical), por arriba del ombligo (epigástrica) y en las ingles (inguinal o femoral incisional, esta última debido a cirugías previas en el abdomen).

Algunas embarazadas desarrollan hernias, siendo la más común la hernia umbilical, pero esta no representa ninguna complicación ni peligro para la gestación, indica el Dr. Santamaría.

La persona con hernia puede que no sienta ningún síntoma. Algunos pueden tener molestia o dolor, especialmente cuando realizan un esfuerzo. Si sospecha que puede tener una hernia, debe acudir donde un cirujano.

La mayoría de las veces una hernia se diagnostica fácilmente durante un examen físico, pues el abultamiento es notorio o el médico puede verlo al pedirle al paciente que haga un esfuerzo abdominal.

“Pocas veces, cuando existe duda sobre el diagnóstico, se realiza un ultrasonido”, añade el Dr. Santamaría.

Una complicación seria ocurre cuando la hernia se “encarcela”, es decir, el “bulto” se atasca en el orificio, puede perder su riego sanguíneo y evolucionar hacia un estrangulamiento del tejido que está dentro de la hernia. Esto conlleva una cirugía de urgencia que implica más riesgos.

¿Alzar peso causa hernias?

“Absolutamente no”, responde el cirujano.

Añade que, aunque no hay una causa definida, sí se ha demostrado que una persona nace con una hernia o con una debilidad de la fascia y que esto más adelante en su vida causará una hernia, y recomienda operar todas las hernias, incluso si no producen molestias, porque siempre estará latente la posibilidad de complicaciones con consecuencias muchas veces graves.

En su experiencia, considera que lo ideal es programar la operación por la vía laparoscópica, que ofrece múltiples ventajas.

Actualmente, señala, en la cirugía se coloca una malla quirúrgica.

La mayoría de estas operaciones se realizan de manera ambulatoria o quizás solo requieran de un día de hospitalización.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan