CIENCIA

Madelaine Rojas, una apasionada de los astros

El currículo de ciencias naturales debe profundizar en las ciencias espaciales.

Temas:

Madeleine Rojas hizo su doctorado en astrofísica estelar en la Universidad Estatal de San Petersburgo, en Rusia. Madeleine Rojas hizo su doctorado en astrofísica estelar en la Universidad Estatal de San Petersburgo, en Rusia. Expandir Imagen
Madeleine Rojas hizo su doctorado en astrofísica estelar en la Universidad Estatal de San Petersburgo, en Rusia. CORTESÍA

Para la panameña Madelaine Rojas, la primera panameña en contar con un doctorado en astrofísica estelar, las maravillas que habitan en el universo son tantas que desea comunicarlas y compartirlas con los demás.

Después de terminar su doctorado en la Universidad Estatal de San Petersburgo, en Rusia, hoy se encuentra fungiendo como coordinadora de planes y proyectos de la Dirección de Aprendizaje y Popularización de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, desde donde fomenta el conocimiento de las ciencias, en especial la astronomía.

Para incentivar esta área del saber, ha sido partícipe en la creación del Comité Panameño de Ciencias Espaciales (Cosmos), que busca impulsar planes y programas en beneficio de todo el país que promocionen las ciencias espaciales, afirma.

Las maravillas

¿Qué le apasiona de la astronomía?

Me apasiona descubrir sobre las maravillas del universo que nos rodea, como la cantidad de estrellas y galaxias, las distancias entre sí, “el canibalismo galáctico”, los sistemas planetarios, el concepto de “zona habitable”, las estrellas binarias, etc.

¿Qué es lo que más disfruta de enseñar sobre astronomía?

Me gusta mucho hablar sobre la importancia de las estrellas para nosotros en la Tierra. Muchos piensan que el Sol lo necesitamos porque nos calienta y nos da energía, y que las estrellas no son importantes porque no cambian la vida.

Esto no es cierto, ya que sin las estrellas la vida en la Tierra no pudo haber existido, porque al principio, en la etapa inicial de la evolución del universo, no había otros elementos aparte del hidrógeno y del helio.

La mayoría de los elementos de los cuales estamos hechos o que nos permiten vivir (carbono, oxígeno, nitrógeno y muchos otros) fueron creados en las estrellas, aquellas que vivieron y murieron y expulsaron sus restos, y después, a partir de esos elementos, se formó nuestro sistema planetario, el Sol y la Tierra.

Temas

¿Qué metas busca lograr desde la Dirección de Aprendizaje y Popularización?

Una de las metas de nuestra Dirección de Aprendizaje y Popularización (que tiene referencia a la astronomía) es mejorar el currículo de ciencias naturales, para dejar de cubrir temas en materia de ciencias espaciales a poca profundidad que han demostrado tener bajo impacto en el aprendizaje de los estudiantes, y que se repiten sin profundizar y progresar el tema o la idea a lo largo de los años escolares (por ejemplo, cuáles son los cuerpos que componen el sistema solar).

Procesos

¿Cómo se hace para que los chicos comprendan la astronomía?

Históricamente, la ciencia se ha interesado por entender la Tierra, su relación con otros astros como el Sol y la Luna, y su lugar en el universo.

En este contexto, los científicos han explorado las fuerzas y procesos que hacen funcionar al sistema solar e influyen por tanto los sistemas de nuestro planeta.

Es importante que los niños comiencen a comprender estas ideas, comenzando por observar, describir y predecir los movimientos de la Tierra, la Luna, el Sol y las estrellas durante los grados más bajos, llegando a explicar por qué se dan el día y la noche y las fases de la Luna hacia el final de la escuela primaria.

Esto es imprescindible realizarlo sobre todo en temporada seca, que es al inicio del año escolar, y no se debería dejar como una idea final del currículo, justo cuando es la temporada lluviosa y tenemos pocas oportunidades de observar.

Fascinación

¿Cómo invitaría a otros a maravillarse por la ciencia astronómica?

La exploración del universo ha sido uno de los grandes retos de la humanidad. El cielo fascina no solo a los científicos, sino al público en general.

Al salir en las noches despejadas, elevamos la mirada y vemos un amplio tapiz de luces que nos asombran y nos hacen soñar con que el hombre vuelva a la Luna o que llegue a algún planeta. Esto parece cada vez más cerca gracias a los avances en la ciencia y la tecnología.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter