especie de brótola

Buceador aficionado descubre el primer pez cavernícola de Europa

El pez muestra rasgos de adaptación característicos de una verdadera especie de las cavernas, que vive por tanto en la oscuridad.

Temas:

El extraño pez fue encontrado en la profundidad de una gruta de difícil acceso. El extraño pez fue encontrado en la profundidad de una gruta de difícil acceso. Expandir Imagen
El extraño pez fue encontrado en la profundidad de una gruta de difícil acceso. AFP/Jasminca Behrmann-Godel

Un buceador aficionado descubrió el primer pez cavernícola de Europa, dentro de una formación acuática subterránea en el sur de Alemania, dijeron científicos.

El extraño pez cavernícola, una especie de brótola, fue encontrado en la profundidad de una gruta de difícil acceso, explicaron los investigadores, cuyo hallazgo fue publicado el lunes en la revista científica estadounidense Current Biology.

"Este hallazgo es espectacular porque hasta ahora se pensaba que la glaciación durante el Pleistoceno había impedido a los peces en Europa colonizar hábitats acuáticos subterráneos en el norte", indicó Jasminca Behrmann-Godel, de la Universidad de Constanza, una de los principales autores.

Los estudios genéticos realizados a este pez combinados con el conocimiento de la historia geológica de esta región, sugieren que estas brótolas cavernícolas aparecieron y evolucionaron recientemente, durante los últimos 20 mil años, estiman estos investigadores.

"Estas cuevas sólo se volvieron habitables para los peces cuando los glaciares retrocedieron", dijo Arne Nolte, del Instituto Max Planck en Alemania, otro coautor.

A pesar del período de evolución relativamente corto, este pez muestra rasgos de adaptación característicos de una verdadera especie de las cavernas, que vive por tanto en la oscuridad. Sus ojos, por ejemplo, son mucho más pequeños y sus orificios nasales mucho más anchos que los de las especies que viven cerca de la superficie.

El buzo aficionado vio estos peces por primera vez en agosto de 2015, cuando exploraba los sitios más profundos del sistema hidrológico del Danubio, accesibles sólo durante los períodos de sequía en verano y otoño.

La cueva donde fueron hallados es muy oscura, el agua es fría y las corrientes, potentes. Además, el acceso se encuentra al final de un laberinto estrecho, condiciones que desaniman a los buzos a volver.

Al darse cuenta de su extraña apariencia, el buzo tomó fotografías que hizo llegar a un grupo de científicos. Luego volvió a la cueva en noviembre de 2015 y fue capaz de capturar cinco especímenes. Apoyándose en comparaciones morfológicas y genéticas con una especie similar de brótola que vive cerca de la superficie, los investigadores pudieron determinar que sus primos de las cavernas eran una población aislada que constituye la primera especie conocida de peces cavernícolas en Europa.

Antes de eso, los peces y otras criaturas extrañas que viven en las aguas subterráneas habían sido hallados en las cuevas mexicanas de Pachón. Estos peces son casi albinos y ciegos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan