POLICÍA NACIONAL VIGILA LAS 16 CALLES

En medio de la huelga general, la ciudad de Colón permanece en calma

Temas:

Algunos gritan consignas y otros tocan pailas durante el recorrido desde Sabanitas. Algunos gritan consignas y otros tocan pailas durante el recorrido desde Sabanitas. Expandir Imagen
Algunos gritan consignas y otros tocan pailas durante el recorrido desde Sabanitas. Especial para La Prensa/Migdalia Grinard

Los integrantes de diferentes agrupaciones caminan desde Sabanitas hacia la ciudad de Colón para manifestarse contra las decisiones del gobierno de Juan Carlos Varela y apoyar una huelga general que fue convocada por una coordinadora integrada por diversos sectores de la sociedad colonense.

A medida que avanza la marcha, diferentes asociaciones y ciudadanos se le unen. En tanto, la ciudad de Colón amaneció en calma luego de que en la noche y la madrugada se incendiara la Casa Wilcox y hubo un intento de saqueo a los comercios.

Los agentes de la Policía Nacional se mantiene en las calles y avenidas de la ciudad para mantener el orden y evitar que grupos ajenos a la protesta se infiltren, tal como intentaron la noche del 12 de marzo.

Los participantes de la manifestación visten de negro y portan pancartas contra la administración del presidente Varela.

Algunos gritan consignas y otros tocan pailas durante el recorrido desde Sabanitas. En calle 16 lo espera otro grupo de manifestantes.

En la huelga participan miembros de la sociedad civil organizada, microempresarios, docentes y políticos, como la diputada María Chelita Delgado, quien señaló que desde hace meses ha pedido a la Constructora Urbana, S.A. que apure el trabajo en la zona urbana de Colón, sin embargo, no ha obtenido respuestas.

Los comerciantes se han quejado de las afectaciones que han tenido debido a los trabajos que se desarrollan en la renovación de la ciudad.

Pedro Santizo, vocero de los microempresarios, señaló que la convocatoria fue exitosa y han recibido el respaldo del pueblo colonense que está sufriendo en carne propia las afectaciones y el perjuicio a su economía.

En el sector de Arco Iris se quemaron llantas en unos puntos, y en el Centro Regional Universitario de Colón los docentes protestan y piden 15 millones de dólares para hacer mejoras en sus instalaciones.

Dijeron que hace un año el Órgano Ejecutivo les prometió esos fondos, pero hasta la fecha no han recibido una respuesta.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter