CASO ODEBRECHT

'El Partido Panameñista ha brindado escasas y poco convincentes explicaciones'

Jaime Lasso Del Castillo, confirmó que recibió dinero de André Rabello, representante de Odebrecht en Panamá, para la campaña electoral.

Temas:

Sede del Partido Panameñista. Sede del Partido Panameñista. Expandir Imagen
Sede del Partido Panameñista. LA PRENSA/Archivo

El Movimiento Independiente (Movin) cuestionó duramente al Partido Panameñista por el caso de las "donaciones" que habría recibido por parte de la empresa Odebrecht en la campaña de 2009 a través de un allegado.

De acuerdo con Movin, hasta el momento "el Partido Panameñista ha brindado escasas y poco convincentes explicaciones sobre el sentido y alcance de los dineros que hoy sabemos fueron recibidos por el partido y algunos de sus personeros".

"Es imperativo que luego del proceso de investigaciones judiciales, tengamos la firme convicción de que nadie escapó por blindaje político o económico", destacó.

De acuerdo con Movin, "resulta claro que la penetración" de la clase política mediante "donaciones" a los candidatos con más opciones, para "ganarse un favor" es una de las características de "esta trama de corrupción pública" que ha golpeado la democracia panameña.

El exembajador de Panamá en Corea del Sur   Jaime Lasso Del Castillo  confirmó -en un indagatoria efectuada por el Ministerio Público el 4 de septiembre pasado- que recibió dinero de André Rabello, representante de Odebrecht en Panamá, para la campaña electoral del Partido Panameñista en el año 2009.

A finales de octubre, el Partido Panameñista emitió un comunicado en el que intentó tomar distancia.

El 9 de noviembre pasado, el mandatario dijo que en su campaña de vicepresidente en 2009, recibió ayuda de una persona vinculada con Odebrecht, en momentos en que dicha empresa constructora no era cuestionada en ningún tema irregular. "Esas ayudas fueron reportadas al Tribunal Electoral", alegó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter