Gabinete en Darién, en medio de protestas y promesas

Antes de comenzar el Gabinete, Varela atendió a un grupo de gunas por encargo del ministro de Desarrollo Agropecuario, Jorge Arango.

Temas:

Varela llegó en helicóptero a Metetí, poco antes del mediodía. Varela llegó en helicóptero a Metetí, poco antes del mediodía. Expandir Imagen
Varela llegó en helicóptero a Metetí, poco antes del mediodía. LA PRENSA/Roberto Cisneros

El presidente de la República, Juan Carlos Varela, celebró ayer el Consejo de Gabinete en Metetí, Darién. Acompañado de sus ministros, prometió una nueva carretera hasta Yaviza, más escuelas, hospitales, ganado, impulsar el deporte y agua potable.

Días antes, la Presidencia anunció que el acto iba a empezar a las 11:00 a.m. Sin embargo, comenzó casi tres horas más tarde.

Varela llegó en helicóptero a Metetí, poco antes del mediodía. Su primera parada fue la base principal del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), y junto con su director, Frank Ábrego, anunció que se incautaron aparatos para detectar oro en los ríos darienitas mediante técnicas dañinas con el medio ambiente. Concluida la conferencia, se abstuvo de opinar sobre las investigaciones en el Ministerio Público. Dijo que eso es “otro órgano del Estado”.

Luego se dirigió hacia la calle principal de Metetí, donde saludó, bailó y conversó hasta que por fin llegó al centro educativo Marcos Alarcón, con casi tres horas de retraso. Venía con Ábrego y algunos de los ministros. El resto lo esperaba por largo rato en un aula adecuada para determinados invitados.

“El baile del pájaro”, solicitó el mandatario a un grupo de niñas emberá que procedieron a hacer la danza, mientras que Varela trataba de mantener con sus manos el ritmo de la música.

Antes de comenzar el Gabinete, Varela atendió a un grupo de gunas por encargo del ministro de Desarrollo Agropecuario, Jorge Arango. Desde las 6:30 a.m., los gunas cerraron varios tramos de la carretera interamericana para reclamar la llegada de precaristas –colonos, dicen ellos– a su comarca.

Advertían que si no hablaban con el presidente, no abrirían la vía. Sobre las 8:00 a.m., cuando el cierre en Ipetí ocasionaba una larga fila de autos, Arango se bajó de su vehículo y habló con los quejosos. Se comprometió a llevar al cacique a donde el presidente. Y así lo hizo.

Los gunas, sin embargo, advirtieron que requerían respuesta inmediata de Varela. Insistían en que muchas otras veces los políticos les prometieron más tierras, más comodidades, más bienestar.

Tras esta reunión, por fin comenzó el Gabinete, que incluyó propuestas positivas para Darién por parte de varios ministerios y voceros de otras entidades.

Las sillas para el público estaban llenas, y los darienitas observaban con tranquilidad los compromisos enunciados por el Gobierno. A su alrededor, siempre las unidades del Senafront; desplegados por toda la Panamericana, alrededor de la escuela, en balcones y cerca de la mesa de Gabinete. No dejaban nada al azar.

Después de la lectura de las iniciativas ministeriales, comenzaron las cortesías de sala. Estas incluyeron a varias autoridades de la región y a algunos líderes comunitarios. Todos le agradecieron a Varela por su presencia y los compromisos adquiridos. Esta vez, le perdonaron su tardanza; ese es el peso de las promesas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter