Escuchas telefónicas.... invasión a la privacidad

Dilatan búsqueda de pinchadora

La empresa a cargo de  del segundo equipo de escuchas le sugirió al nuevo gobierno que le compraran un aparato para buscar el perdido.

Temas:

Conferencia en el Ministerio Público por el caso de la interceptación de comunicaciones. LA PRENSA/Richard Bonilla Conferencia en el Ministerio Público por el caso de la interceptación de comunicaciones. LA PRENSA/Richard Bonilla Expandir Imagen
Conferencia en el Ministerio Público por el caso de la interceptación de comunicaciones. LA PRENSA/Richard Bonilla

La empresa que le vendió el segundo equipo de escuchas al gobierno de Ricardo Martinelli- poco antes de las elecciones- no ha colaborado en la búsqueda del mismo. En su lugar, intentó venderle al Estado un nuevo aparato para, según ellos, rastrear el que continua perdido.

Esta información la confirmó una fuente vinculada al caso, quien añadió que la empresa -distinta a la israelí MLM Protection, que fue que le vendió el primer equipo al gobierno anterior- se reunió con miembros del Consejo de Seguridad panameño y les propuso la venta de un equipo nuevo diseñado especialmente para encontrar este artefacto.

La fuente, que prefirió no revelar el nombre de la empresa, dijo que el Estado panameño rechazó esta propuesta, y que se preparan para interponer una denuncia por la desaparición de este segundo equipo.

El primer equipo que obtuvo la administración Martinelli le costó al Estado $13.4 millones, pese a que su valor real era de apenas $2 millones. El contrato fue a mediados de 2010 entre MLM y el Programa de Ayuda Nacional (PAN) que por ese entonces dirigía Giacomo Tamburrelli.

Semanas después se reveló la existencia de un segundo aparato, cuyo precio no ha sido aún revelado, pero se calcula que costó más.

Por el primer equipo, la Fiscalía Anticorrupción ha indagado a los exdirectores del Consejo de Seguridad Gustavo Pérez y Alejandro Garúz -consuegro de Martinelli-. Ambos están hoy detenidos en la cárcel La Gran Joya por un proceso de violación a la privacidad que lleva la Fiscalía Auxiliar.

Pérez y Garúz son cuestionados por presuntamente participar en el espionaje a 150 personas, según consta en varios archivos que fueron encontrados, y en los que aparecen conversaciones políticas y personales de expresidentes, dirigentes, empresarios y hasta de ciudadanos estadounidenses.

Ambos equipos permanecen desaparecidos.

LA CAPACIDAD

El segundo equipo, según reveló la fuente, fue adquirido para profundizar el espionaje telefónico. Con este aparato podían localizar físicamente un teléfono y su desplazamiento, además de con quién se reunía, pues reconocía también a los teléfonos cercanos al objetivo.

Así mismo, el equipo se podía apoderar del sistema operativo del celular: accesar a todas las conversaciones y a todos los archivos del teléfono, encender el micrófono para escuchar el audio ambiente, y capturar fotografías con el lente del teléfono.

Según la fuente, estas características permitieron que se instaurara un espionaje que permitía conocer las intimidades de alcoba en los infiltrados.

El primer equipo que se compró, si bien permitía interceptar conversaciones y mensajería telefónica, se especializaba en otros menesteres: infiltraba computadoras, sus programas y comunicación a través de internet; y también podía ser movilizado para poder captar conversaciones personales a cierta distancia.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan