Futuro del Canal

Nuestra voz fue escuchada

Temas:

Nunca imaginamos que fuese un evento tan grande. Se desbordaban los pasillos y las escaleras: jóvenes variopintos, espejo de nuestra multietnicidad, coloreaban con su tez de mil matices, desde las 6:00 a.m., el Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino). Impresionante. Inédito. Chicos en uniformes escolares que llegaban caminando, buses que traían a personas desde la cuenca del Canal, alumnos de todo el país, universitarios, representantes de oenegés, líderes comunales, finalistas del Concurso Nacional de Oratoria: todos convergían. ¡Querían que su voz se escuchara! El Parlatino fue el escenario de un encuentro improbable de cientos de panameños y panameñas, juventud que quizás jamás se hubiesen conocido. La importante convocatoria del II Encuentro Juvenil “El Papel de la Juventud en el Futuro del Canal de Panamá”, fue el punto de coincidencia de sus ideas, frente a los retos de nuestro activo más importante: el Canal de Panamá.

De la mano de expertos de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), se abordaron los sensitivos temas de institucionalidad, sostenibilidad y competitividad de la vía interoceánica. Más de 300 jóvenes de todo el país, comprometidos con el futuro del Canal, dijeron presente. Son la voz de la juventud que aspira a mantener vivo el legado de los mártires y de los héroes del 9 de enero.

Fue emocionante recordar los aportes históricos de la juventud a la reivindicación del Canal, a manos panameñas. Cada joven reflexionó individualmente con relación a los retos que identificaba tiene la vía. Desconocidos hasta entonces, trabajaron con la moderación de líderes de Jóvenes Unidos por la Educación y del Laboratorio Internacional de Incidencia Ciudadana. Identificaron tres retos: fortalecer la cultura ecológica, preservar la autonomía del Canal y desarrollar el talento humano. Era obvio que los retos convergían en la urgente necesidad de un sistema educativo que forme ciudadanos con valores cívicos, ambientalmente responsables y competitivos en lo productivo.

Colegiales y universitarios coincidieron en la necesidad urgente de una oferta educativa generalizada, con cursos informativos y capacitaciones en métodos de preservación del recurso hídrico, en el reto de sostenibilidad. Evitar que dirigentes políticos sean parte de la junta directiva del Canal fue un consenso en el eje de institucionalidad. El compromiso de los actores sociales para reestructurar el sistema educativo nacional fue otra respuesta al desafío de competitividad. A estas conclusiones llegaron los chicos, usando una aplicación de votación en línea, al finalizar la jornada, con absoluta transparencia e independencia.

Tuvieron la oportunidad de presentar sus conclusiones y propuestas al administrador del Canal y a su equipo, a personas que han hecho historia en la creación del título constitucional del Canal de Panamá, a expertos en educación y a científicos como Stanley Heckadon.

Ese día algo cambió. Los jóvenes demostramos compromiso; los adultos, capacidad de escuchar y brindar los espacios de participación que hagan brillar la capacidad de la juventud en ser protagonistas. Hay esperanza. Nuestra voz fue escuchada.

El autor es miembro de Jóvenes Unidos por la Educación.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter