Protestas

No vi los ‘S.O.S Ecuador’

Temas:

Como he expresado en pasadas opiniones, los noticieros parecieran estar parcializados. Las mismas protestas que parecen buenas en un sitio, en otro lugar no los son. De hecho son criminalizadas, dando la impresión de que esto es según conveniencia; y la pregunta que se desprende de lo anterior y que todos debemos hacernos es: ¿Qué o quién hace válida una protesta, y bajo qué criterios?

La maquinaria mediática que se despliega con el mínimo sonar de una lata o la sospecha de una guarimba, en estos últimos días no dijo absolutamente nada en cuanto al excesivo uso de la fuerza, incluso asesinatos, que se registraron en Ecuador. Los pocos medios que cubrieron los acontecimientos y las redes sociales denunciaban la complicidad o censura de muchos medios informativos, con la única intención de encubrir las atrocidades que ejecutaba el gobierno contra su pueblo.

Más de una semana viendo a un país revuelto; los amaneceres en Quito eran opacados por el humo de los disturbios que le daban la vuelta al reloj y que ganaban, pese a la cruel represión, más apoyo popular. Mientras tanto, el Grupo de Lima y la OEA pasaban agachados, mostrando un carácter sumiso e inoperante.

Por mucho menos que lo acontecido en el hermano país se han realizado golpes de Estado e, incluso, invasiones, pero en este caso, como era su ficha, había que resguardarla. Al Fondo Monetario Internacional no le quedó otra alternativa que retroceder frente a la determinación de un pueblo que dijo no a sus medidas.

Al igual que en el año 2000, todos se apresuraron a llamar a la cordura y a la negociación frente al jaque que el creciente clamor popular le daba al gobierno y a quienes están detrás de él. Ahora salen con dialogar. Pregunto: ¿Si hubiesen podido imponer el paquetazo, llamarían a un dialogo nacional para una discusión democrática? Claro que no, esto solo pasa cuando peligran sus intereses, como en estos momentos. Esto lo debieron hacer desde un inicio, ahora les sirve como flotador, pero la gente observa y aprende, el repertorio de cuentos se les acaba. No hubo el “S.O.S” que en otras situaciones te ponen hasta en la sopa; empezamos a sospechar que ese auxilio tiene dueño.

Cada vez son más evidentes, y sus discursos descifrados; cuando nos hablan de temas como defender la democracia y los Derechos Humanos, inmediatamente sospechamos que solo se está tratando de justificar mezquinos beneficios en detrimento de las mayorías. Pero al final la razón se impone sin necesidad de un “S.O.S”, la legitimidad y justeza de las demandas del pueblo ecuatoriano no pudieron ser manchadas, dando como resultado la unidad frente a una causa común.

Tal vez el legado más importante de los más de mil heridos y detenidos, así como desaparecidos y asesinados, es el ejemplo que nos da, y que abona, revitaliza e impulsa las luchas sociales de un continente en busca de una auténtica autodeterminación.

El autor es estadístico

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan