Obligaciones

El término morosidad y el voto en la ley de propiedad horizontal

Temas:

El término morosidad y el voto en la ley de propiedad horizontal El término morosidad y el voto en la ley de propiedad horizontal Expandir Imagen
El término morosidad y el voto en la ley de propiedad horizontal

En materia de propiedad horizontal (PH) en Panamá, el artículo 5, numeral 18 de la Ley 31 del 18 de junio de 2010, define el término morosidad como “ tardanza en el cumplimiento de una obligación o en el pago de una cantidad líquida y vencida. En caso de una propiedad horizontal, la mora en los pagos de las diferentes cuotas se estima a partir de dos meses”; y en base a la norma, las cuotas de gastos comunes abarca las ordinarias, extraordinarias, multas y cualquier otra que esté debidamente establecida en el reglamento o adoptada por la asamblea de propietarios.

Es obligación para un propietario de una unidad inmobiliaria estar al día con todas las obligaciones financieras dentro de una propiedad horizontal, no solo porque la propiedad horizontal debe hacer frente a pagos mensuales para el funcionamiento de las áreas comunes, planilla de empleados, gastos en general y demás, sino porque a la hora de una asamblea de propietarios, el propietario para ejercer el voto deberá estar al día con todas sus obligaciones financieras para con la propiedad horizontal, tal como lo establece la ley.

Expuesto lo anterior, en materia de votación en las asambleas de propietarios han surgido dos interrogantes. ¿Puede un propietario moroso ejercer su derecho al voto? Y, ¿puede un propietario que no está al día con sus obligaciones financieras dentro de una propiedad horizontal ejercer su derecho al voto? Pareciese que estamos hablando de lo mismo, y no es así.

Un propietario moroso es aquel que está en mora en el pago de las cuotas de gastos comunes de dos meses o más; y quien no está al día con las obligaciones financieras dentro de una propiedad horizontal, es aquel que puede encontrarse en diferentes escenarios, es decir, debe un mes de cuota ordinaria, una cuota extraordinaria o inclusive una multa, que no supera los dos meses. En ninguno de estos dos casos, el propietario está facultado para ejercer el derecho al voto en una asamblea de propietarios, toda vez que la ley hace referencia que quien puede votar es quien está al día con todas las obligaciones financieras de la propiedad horizontal, mas no hace referencia de que el propietario para ejercer su derecho al voto no deberá estar “moroso”.

Es importante establecer esta pequeña diferencia ya que han ocurrido casos en los que el propietario debe un mes de cuota de gastos comunes (ya sea una multa, una cuota ordinaria o una extraordinaria) y ejerce el derecho al voto, porque no está catalogado como “moroso”, lo cual no es lo correcto, toda vez que la ley en los artículos que corresponden a votaciones regula que los propietarios deberán estar al día en sus obligaciones financieras con la propiedad horizontal, es decir, el propietario que vaya a efectuar su voto al momento de la celebración de una asamblea, no puede tener cuentas pendientes con la propiedad horizontal, de ninguna clase.

La autora es abogada

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan