Igualdad

Las tareas pendientes

Temas:

Un Panamá desarrollado es posible. Es un país con mejores niveles de desarrollo humano y lleno de oportunidades. Se construye desde la ciudadanía, con la pujanza de sus niños, jóvenes, mujeres, hombres y adultos mayores. Con la fuerza y vitalidad de organizaciones de la sociedad civil. Con la convicción y la conciencia cierta que todos somos importantes para la construcción de mejores días.

Es un hecho que los panameños compartimos un sueño de progreso, libertad y justicia. Aspiramos a contar con instituciones sólidas y un Estado que rinda cuentas, innovador y eficaz. Soñamos con un Estado en que todas las voces se escuchen por igual, en donde la transparencia y la meritocracia sean nuestra cultura de trabajo.

Necesitamos transformar a nuestra nación en un país modelo para la región y el mundo. Desarrollado y sin pobreza; mucho más que un país que se distingue por su crecimiento económico. Para lograrlo, necesitamos realizar los cambios e implementar las estrategias urgentes que requiere el país.

Panamá puede ser un país que se transforme, gracias a la fuerza de su sociedad; abierto al mundo con el ingenio de sus profesionales, capaz de dar respuestas a las demandas globales, donde su gente salga adelante por su esfuerzo y capacidad. Son ingredientes indispensables si aspiramos a que cada panameño y panameña tenga una vida digna.

Hemos vivido momentos de orgullo y de gloria, así como la vergüenza de episodios de impunidad y corrupción. Debe llegar el momento de pasar de los discursos, a la acción con buenas prácticas, de manera eficiente y transparente, tanto en el servicio público como en nuestras acciones cotidianas.

Todos estamos llamados a dar lo mejor de nosotros, desde no aceptar u ofrecer una coima, hasta elegir bien y de manera informada a todos nuestros candidatos a cargos de elección popular. Es vergonzoso que mientras algunos malversan los recursos del Estado, otros se acuestan sin comer, en el país con el producto interno bruto per capita más alto de América Latina.

Estos datos nos ayudan a entender nuestra realidad. Está en cada uno de nosotros, dar lo mejor para el beneficio de Panamá.

Recientemente, celebramos con mucho orgullo los 500 años del primer asentamiento en el litoral pacífico de América. Reflexionemos. Es momento de preguntarnos qué futuro queremos construir y qué país le dejaremos a nuestros hijos y futuras generaciones.

Un Panamá justo dependerá de nuestra perseverancia y de nuestro esfuerzo por convertirnos en un país inclusivo, humano, transparente y justo, donde todos tengamos las mismas oportunidades sin importar nuestro origen o condición.

El autor es miembro de Jóvenes Unidos por la Educación

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan