Psicología política

Como será la presidencia de Cortizo

Temas:

Aunque han pasado menos de tres meses desde la toma de posesión de Laurentino Cortizo, en realidad muy poco tiempo político, ya se pueden intuir ciertos destellos de como se va a desarrollar su labor presidencial.

Se percibe, por ejemplo, que no le interesa figurar diariamente en las noticias. Me recuerda a Ronald Reagan, presidente que delineaba el curso general de sus metas, pero dejaba a sus subalternos en el gobierno la tarea de implementarlas.

Uno de los mejores estudios sobre los tipos de presidentes lo realizó James David Barber con su libro El Carácter Presidencial(Prentice Hall 1992). Para él, “el manejo efectivo de la rama ejecutiva es clave en una presidencia exitosa”. Las características principales son: el carácter, su visión del mundo y su estilo para gobernar. Clasifica a los presidentes en 2 dimensiones: el nivel de energía (ya sea activa o pasiva) y su orientación hacia la vida (también que esta sea positiva o negativa en cuanto a su percepción de lo que le depara).

Barber clasifica 4 tipos de presidentes en cuanto a su tipología de carácter y su presidencia.

Para él, la sobresaliente es la activa-positiva. El gobernante demuestra un cúmulo de avance personal, es políticamente adaptable, por lo general disfruta de su trabajo y proyecta autoconfianza. En lo personal me trae a la mente al tres veces presidente de Panamá Belisario Porras Barahona, cuyo recién publicado libro Trozos de Vida estoy leyendo. En Estados Unidos, Barber pone como ejemplos a Franklin Roosevelt y a John Kennedy. En lo personal, incluyo a Ernesto Pérez Balladares.

El segundo tipo es el activo-negativo. Proyectan bastante energía, pero no disfrutan en ejercer el cargo. En vez de ejercer el poder presidencial en beneficio de la ciudadanía, detentan el poder por el poder mismo. Por lo general poseen una baja autoestima y falta de confianza en si mismos. Ejemplos: Woodrow Wilson y Richard Nixon. Para mí , aquí en Panamá, Martín Torrijos, no del todo un mal presidente.

Ahora nos encontramos con el pasivo-positivo, que por lo general no está en política, y no busca el poder por ninguna razón particular. Sin embargo, son altamente sociales, disfrutan de la gente y de proveer pequeños favores. Poseen una no muy alta autoestima y dejan que otros les impongan las metas de la presidencia. A Barber, esto le evoca a Ronald Reagan. A mi, Guillermo Endara, que aunque tratara por segunda vez de buscar la presidencia, estaba apurado de salir de su primera, y que hiciera eco de lo que James Buchanan, president saliente, le dijera a Abraham Lincoln: “mi querido señor, si usted está tan feliz de entrar a la Casa Blanca, como yo lo estoy en dejarla, usted en verdad es un hombre muy feliz”.

Por último tenemos la pasivo-negativa. No quieren invertir mucha energía en su presidencia, y mucho menos , disfrutar de ella. En otras palabras, el cargo es una pesada carga y lo sienten como obligación. Barber menciona las presidencias de Calvin Coolidge y Dwight Eisenhower. En Panamá, tal vez los lectores me podrían proveer de un ejemplo: ¿Juan Carlos Varela?

Hay otros 2 factores personales que directamente influyen en la conducta presidencial: su visión del mundo (principios políticos) y su estilo personal reflejado en su retórica, relaciones personales y los trabajos que emprendan.

Para los que no han tenido suficiente con la tipología de Barber, se pueden ir a la de Myers-Briggs, que utiliza no cuatro sino 16 tipos de personalidad, basados en la psicología del suizo Carl Gustav Jung, a lo que este llama estereotipos , como lo son el que sea extrovertido o introvertido, dado a razonamientos o sentimentalismos, percepciones o juicios, etc.

Como escribió otro estudioso del poder presidencial, Richard Neustadt : “la Presidencia no es un lugar para amateurs”. Sin embargo, en Panamá, los voluntarios nunca faltan.

El autor es empresario

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan