Justicia

Quiénes ¡no!

Temas:

Ante el inminente nombramiento de tres magistrados y suplentes a la Corte Suprema de Justicia, respetuosamente sugiero que el Presidente de la República revise la obra del respetado jurisconsulto, constitucionalista y valiente patriota Doctor Carlos Bolívar Pedeschi titulado “ Decálogo de Jueces y Magistrados”. La encuentro tan oportuna para el momento, que procedo a repetirla. El Decálogo ha sido adoptado por universidades, como la USMA, que no otorga diploma alguno de licenciado en Derecho y Ciencias Políticas si el graduando no conoce o no cree o no expresa que se obliga a ejercer su profesión de abogado respetando los principios de ética y moral contenidos en el diploma de formación ética y moral de el Decálogo de Jueces y Magistrados.

En forma muy interesante y juiciosa e impactante el Decálogo parte de un negativo claro y contundente. Dice así:

“No pueden administrar Justicia... repito...” “no pueden administrar justicia”

“-Quienes ignoran que es la justicia la que está por encima del proceso y nunca el proceso por encima de la justicia

-Quienes ignoran que la justicia tiene el valor y la importancia de un fin y el proceso la importancia y el valor de un simple medio.

-Quienes ignoran el precepto constitucional que literalmente dice: “El objeto del proceso es el reconocimiento de los derechos consagrados en la ley sustantiva” y no a la inversa, esto es “el objeto de la justicia es el reconocimiento de los derechos procesales”

-Quienes ignoran la importancia y el valor de la certeza del castigo.

-Quienes ignoran que lo principal es siempre más importante que lo secundario y no adivinan en el litigio que dirimen dónde está lo principal y dónde lo secundario.

-Quienes aceptan el cargo de Magistrados y Jueces y las obligaciones inherentes a los mismos y cuando confrontan un caso delicado se hacen reemplazar por sus suplentes por razones que sólo ellos conocen, pero que toda la sociedad sospecha.

-Quienes hacen del debido proceso una suerte de deidad, para usarlo como una cortina de humo y una excusa para omitir el cumplimiento de la obligación principal, que no es otra que la de decidir cada caso en el fondo y no precisamente en la forma.

-Quienes realmente no entienden el oficio porque nunca tuvieron vocación ni disposición natural para el mismo.

-Quienes no se respetan a sí mismos ni el nombre que legarán a sus descendientes.

-Finalmente, los débiles, temerosos y sobornables, independientemente de que tengan vocación y gran cultura jurídica”.

Si revisamos a los magistrados de hoy, sobre todo a los que han ejercido la presidencia de la Corte en los últimos años, es fácil observar que no pasarían la prueba del Decálogo y por eso lo que tenemos en nuestro país es tan solo un simulacro de justicia. La podredumbre en la cabeza (la Corte) afecta todo el cuerpo, dejando sin árbitro legítimo y creíble a nuestro sistema democrático de gobierno.

La esperanza es que los nombrados por el presidente Cortizo sí pasen la prueba del Decálogo y, además, entiendan que su tarea será construir la justicia casi desde cero, lo cual requiere de buen juicio jurídico, honestidad cristalina y, sobre todo, valentía para tomar decisiones firmes “¡caiga quien caiga!” (además eliminando de raíz la novedad increíble y ridícula de un Juez de “abstenerse”).

Como ciudadano, vuelvo a agradecer al maestro Dr. Carlos Bolívar Pedreschi por su claridad de pensamiento representado en su Decálogo de Jueces y Magistrados.

El autor es fundador del diario La Prensa

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan