TAL CUAL

Temas:

EL REGALO. En el cumpleaños de Juan Carlos Varela, ayer nos avisaron que el viernes 15 de diciembre será el gabinete extraordinario para designar a dos magistrados de la Corte. Escogió el momento preciso (buen timing, dirían algunos): inicio del Teletón, pago de décimos, compras navideñas, etc. El obsequio viene forrado con papel para que no sepamos nada. ¿Con qué nos saldrá esta vez?

DE GORROS. Ayer fue el día de los sombreros. Pero no de nuestro ensalzado sombrero pintao, sino de los díscolos; de esos que se los lleva la primera ventisca decembrina. Ahí tienen la respuesta de Pedro Miguel González. Haber titulado 20 hectáreas por $138 le parece un “contraataque” de quienes, según él, apoyan a Varela. Irse por las ramas es, más bien, un gesto de solidaridad, porque ni él ni Varela quedan bien parados en este caso (‘La conquista del Atlántico’). Las dos caras de un espejo.

INDIANA JONES. Pero el sombrero del día, o más bien de la madrugada, fue el de Wilfredo Sáenz. Mientras el magistrado leía las conclusiones del pleno de la Corte en las que se pedía el arresto y extradición de Ricardo Martinelli, a uno no le quedaba claro si el togado usaba el gorro de Miguel Ángel Candanedo o pretendía una imitación de los jueces británicos que usaban una peluca para impartir justicia.

CAFÉ, ORACIONES Y EMPAREDADOS. Fueron más de 16 horas, incluyendo recesos, en las que no faltaron las oraciones, las rondas de café, comida y hamburguesas. El primero que entró a la capilla fue el magistrado fiscal Abel Zamorano. Lo hizo antes de que empezara la audiencia a las 10:00 a.m. Luego, en el receso, pasadas las 2:00 p.m., fue el turno espiritual del equipo legal de Martinelli, liderado por Carlos Carrillo y Sidney Sittón. Más tarde, a las 7:00 p.m., mandaron por comida rápida y a las 11:00 p.m. por café. Casi todos se mantuvieron hasta el final, 2:20 a.m., cuando Sáenz leyó las conclusiones. Incluso, la leal Alma Cortés se echó una siestecita. Quien sí puso pies en polvorosa, antes de que terminara la audiencia, fue Sittón. Pero igual cobrará.

VIAJERO. No estuvo en el pleno el presidente de la Corte, José Ayú Prado, quien ejerce funciones de magistrado juez de garantías. Ayú Prado, quien además preside el Consejo Judicial de América Central y el Caribe, apareció ayer en Madrid en la toma de posesión del fiscal general del reino de España, Julián Sánchez Melgar. ¡Hala, magistrado! Siga viajando por Europa y pida a sus amigos que nos saquen de las listas negras. Tal vez le den otro premio.

¿QUIÉN ERES TÚ? Mario Martinelli, el que se postuló para presidente de CD por si las moscas, ha dicho algo muy cierto: “Rómulo, tú no eres Martinelli”. En efecto, Roux debió haber aprendido la lección, como lo hizo José Muñoz, quien fundó su partido con su propia parentela, porque en CD si no eres Martinelli, no eres nadie. Rómulo, escucha; Mulino, presta atención: ustedes no son Martinelli.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Newsletter