Economía

Los estados financieros

Temas:

¡Pero es que a mí no me interesa eso! ¿Y yo, qué voy a hacer con eso? ¡Es que yo no voy a comer con eso! ¡Eso es economía, y a mí no me interesa ese tema, eso es para los economistas y los contadores! A mí que me den trabajo pa comé.

Estas y otras expresiones podemos encontrarlas en cualquier parte de nuestra ciudad, cuando preguntamos a la gente si les interesa este tema de los estados financieros. Aprendí una frase de los amigos abogados: “El desconocimiento de la ley no excusa su incumplimiento”. En el tema económico, sucede algo parecido, ya que de los estados financieros desconocemos el qué y el para qué, y quiero decirles que, con o sin nosotros, la economía sigue adelante y le estamos dejando el camino fresco y limpio a los que, por oficio, les importa que se desconozcan estos términos. Son los políticos que dejan de ser políticos para transformarse en nuestros empleados en los distintos puestos de gobierno.

El caso es que, mientras nosotros desconozcamos lo que significa esto de los estados financieros, jamás podremos entender y menos solicitar una rendición de cuentas, porque igual nos va a dar un resultado u otro, total no sabremos qué hacer con esa información y parafrasearemos lo que mencioné al principio del artículo.

Para entender esta materia de forma sencilla, es necesario aclarar algunos términos básicos. Primero: utilizaremos el término activo para expresar todos los bienes, muebles, inmuebles y derechos de una persona natural o jurídica que, traducido en términos más entendibles, es todo lo que tengo, esos son mis activos, en términos coloquiales, la casa que compré en el barrio y las cosas que están dentro de esta, muebles, cama, comedor, lavadora, bicicleta, ah, también la mata de aguacate que sembré en el patio, soy el dueño de ellas, esos son mis activos.

Segundo, existen otras cuentas que son la fuente de esos activos, porque todo lo que tengo, de alguien vino o se la debo a alguien, si la casa la compré con un crédito del banco, a él se la debo, es un pasivo, esa fue la fuente que usé para tenerla, se traduce en todo lo que debo.

Tercero, existe otra fuente de financiamiento similar a esta que llamaremos patrimonio, estas expresiones las resumimos así: activo = pasivo + patrimonio, esto es que todo lo que tenemos es el activo, lo que le debemos a alguien es el pasivo, porque lo debemos a los proveedores que nos dieron el crédito para comprarlo o construirlo, y el patrimonio es lo que debemos a los accionistas que formaron nuestra empresa.

Entender esto es estar conscientes de que el mayor activo, el Canal, está administrado por empleados nuestros y que deben informar a los accionistas todo lo referente al resultado de su utilización.

El autor es estudiante de maestría en la UIP.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan