Memorias

El 9 de enero de 1964, fecha emblemática para la historia

Temas:

El 9 de enero de 1964 se movilizó una masa nacionalista, liderada por estudiantes, encaminada hacia la Zona del Canal, centro de divergencia entre Panamá y Estados Unidos, para dar cumplimiento a los pactos concertados para resolver “la batalla de las banderas”. La terquedad de los “zonians” dificultó la izada del pabellón nacional. El rechazo al ejercicio de retener a los soberanos panameños en el territorio de la Zona del Canal convirtió la pacífica marcha en una manifestación sin precedentes que duró el 9, 10 y 11 de enero. Los 21 muertos y los numerosos heridos son las señales de cómo fueron agredidos los manifestantes, que exigían resolver el estatus jurídico en la Zona del Canal.

Constituida la Zona del Canal como área complementaria para el funcionamiento del Canal, la República de Panamá se ve agobiada por la parcialidad del Departamento de Estado norteamericano de convertir esta área en un territorio selecto, que se forma como base de operaciones defensivas y ofensivas de la diplomacia del Pentágono. Además de esto, Estados Unidos le dio una valoración económica para intensificar su comercio interior y exterior.

Organizada la Zona del Canal como un corredor estratégico y comercial, básicamente la soberanía en la franja canalera queda compartida, contraviniendo, sintéticamente la teoría del Estado que expresa: es soberano, el poder supremo de organizar el territorio nacional.

Se puede notar que el territorio de la Zona del Canal fue muy bien diagramado, en donde surge una sociedad homogenizada con identidad inventada, que procuró seguir los tradicionales valores culturales de Estados Unidos.

Los “americanos zonians” identificaban la Zona del Canal como territorio propio, donde las leyes estadounidenses mandaban, por lo tanto, Panamá carecía de derechos a reclamar, ejercer su soberanía en un territorio norteamericano que fungió como “ciudadela” que controlaba y vigilaba a todo aquel que ingresaba en sus predios, a tal punto que, en sus calles, se prohibía deambular.

Los sucesos del 9 de enero tuvieron como escenario el suelo panameño, ante el derramamiento de sangre que pudo ser evitado. Posteriormente, el panameño comprendió que la problemática de la soberanía quedó pendiente. En años subsiguientes se retomó el debate para su retribución, en estricto sentido histórico. Es un punto y aparte. La heroicidad del 9 de enero deja escrito en las relaciones de Panamá con Estados Unidos un punto , negro, que vive en la memoria de los protagonistas.

Resulta complejo teorizar un acontecimiento reciente que ya está resuelto. No obstante, se debe estudiar como un acto formativo que instruye acerca de un proceso histórico que marcó el mañana.

Pasados 55 años del 9 de enero, la historia de Panamá tiene retos: valorar el ayer, para explicar históricamente nuestro presente.

La autora es historiadora

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter