Problemática ambiental

El dilema ecológico

Temas:

Existen datos de que en tiempos precolombinos, el problema ambiental también era una realidad en determinados espacios geográficos. Historiadores sostienen que los romanos devastaron muchos bosques para la construcción de embarcaciones, que le garantizaban su poderío. El Canal de Panamá es una muestra de que el desarrollo en todas las facetas de la vida cotidiana debe estar regido por diferentes ciencias y técnicas. No se discuten los aportes de las obras antes mencionadas, pero debe darse a conocer a toda la ciudadanía, dado el hecho de que ciencia y tecnología en manos del hombre contribuyen a lesionar la flora, la fauna, los suelos, recursos hídricos, aire y por supuesto a la especie humana, que es la que genera el problema.

El problema ambiental es una realidad, desde la perspectiva jurídica y política se construyen legislaciones con el propósito de contrarrestar esta problemática, pero al parecer cada vez más este problema se vuelve como germen o bacteria difícil de erradicar.

Existe clara conciencia de que todo este cúmulo de normas son meras formulaciones teóricas, es decir, meras palabras si no se aplican. A pesar de los controles legales, determinados actores continúan devastando o contaminando los ecosistemas. El hombre común sostiene que el dinero lo controla todo, que es un simple sueño detener el avance de ciertas empresas multinacionales o actores estatales o políticos. Si bien el pesimismo de ciertos sectores de nuestro país es comprensible, también hay signos e indicadores esperanzadores, como por ejemplo, organizaciones sociales que luchan de forma inteligente en contra de esta problemática. La Corte Suprema emite fallos y elabora jurisprudencia al respecto, otros sectores científicos de la localidad publican materiales y aparecen en los medios de comunicación tratando dicha temática para cambiar la percepción del ciudadano común.

Es importante presionar a los representantes de los órganos del Estado para que eviten la lentitud burocrática, realidad que dificulta la solución de los problemas ambientales. La alianza entre fuerzas económicas y poder político debe denunciarse, si se llega a comprobar tal hecho. Las escuelas, iglesias y universidades deben realizar esfuerzos pedagógicos para reeducar a la ciudadanía.

En Panamá tenemos el deber de evitar y aprender de otras naciones que experimentaron desastres ecológicos o ambientales, como sucedió en Virginia, Estados Unidos, en donde una población contrajo enfermedades y ante el hecho, se vieron forzados a emigrar.

La autora es estudiante de derecho del CRU de Coclé, UP.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan