Cambio judicial

EL derecho al aborto en Estados Unidos

Temas:

El miércoles 15 de mayo, la gobernadora Kay Ivey, de Alabama, promulgo una ley que criminalizó practicarse un aborto. Tomará efecto en seis meses y será la ley mas restrictiva y extrema en contra del derecho al aborto en Estados Unidos. El estado únicamente reconocerá el derecho al aborto si la vida de la mujer corre peligro; mientras que abortos por casos de incesto y violación ya no serán legales y aquellos médicos que practiquen el aborto pueden ser condenados hasta 99 años en prisión.

En Estados Unidos el derecho al aborto es legislado a nivel federal. No obstante, los diversos estados pueden regular cuando empieza a ser considerado un delito. Actualmente seis estados gestionarán leyes que dificultan recibir y practicar un aborto, mientras que siete estados ya mantienen leyes como la de Alabama. Estas leyes son conocidas como leyes de latido, ya que prohíben un aborto después de que un latido se haya detectado en el feto.

La criminalización del aborto en Estados Unidos inicio después de su independencia de Inglaterra cuando diversos estados adoptaron el derecho anglosajón. Este sistema jurídico no permitía el aborto después de movimientos del feto, lo cual solía ocurrir a las 15 o 20 semanas después de la concepción. La criminalización tomó impulso en las primeras décadas del siglo XX cuando los médicos expresaron sus preocupaciones y hubo un auge en los reclamos moralistas . Esto lleva a que en el año 1900 el aborto fuera considerado un delito en todos los estados. Por siete años, a las mujeres se les negó el abortos si las circunstancias no implicaban una violación o incesto. Estas circunstancias causaron cambios en legislaciones y llevaron al aumento de clínicas privadas y secretas en las que se practicaba el aborto. A finales de los años sesenta, 30 estados prohibían el aborto en su totalidad, 16 lo prohibieron con excepciones especiales y cuatro aceptaban el aborto en general.

Dada la falta de cohesión y acuerdo entre los estados, en 1973, la Corte Suprema de Justicia, en el caso Roe v Wade, reconoce el aborto como un derecho fundamental. La corte razonó que un aborto califica como parte del derecho a la privacidad, amparado por la cláusula del debido proceso, de la cuarta enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, lo que exige que toda infracción a esta protección debe ser fundamentada .

Este caso anuló todas las leyes estatales y federales que restringían el aborto y estableció unas pautas que todos los estados deben seguir. Roe estableció un límite de interés estatal en la vida del feto, ya que el estado tiene un interés en velar por la salud de una mujer y proteger un feto. La corte sustentó que el límite de interés estaría basado en un sistema de trimestres sustentado por decisiones y opiniones de doctores, no de las mujeres. En el primer trimestre, de un embarazo, el aborto podría ser legal ya que no representa un riesgo a la mujer y el feto no es viable. En el segundo trimestre, existen complicaciones que pueden poner en peligro la vida de una mujer, por la cual se permitirían ciertas restricciones, y en el tercer trimestre, el estado tiene poder para criminalizar el aborto en su totalidad, ya que el estado tiene un interés en la salud de la mujer y el feto que puede sobrevivir fuera de l vientre.

A pesar de la influencia e importancia de este caso, el sistema de trimestres fue reemplazado en 1992 en el caso Planned Parenthood v Casey. Este caso establece las normas actuales que indican que la mujer tiene derecho a un aborto sin interferencia del estado si el feto no es viable. El estado puede regular, limitar y prohibir el aborto en los casos en que el feto ya sea viable.

La esencia y fundamentos principales de Roe v Wade siguen intactos y el derecho al aborto sigue siendo un acto descriminalizado. En años recientes, nuevos magistrados con ideologías más conservadoras han sido nombrados en la Corte Suprema, lo cual facilita la anulación de Roe, logrando una posible prohibición del aborto a nivel federal. El propósito de muchas leyes estatales como la de Alabama es principalmente desafiar la decisión en Roe v Wade , para causar una apelación para que la nueva Corte Suprema con una mayoría conservadora, cambie la jurisprudencia de Roe.

En las próximas semanas, la ley en Alabama y otros estados, serán apeladas a nivel federal y en unos años, la Corte Suprema de Estados Unidos decidirá uno de los casos mas influyentes e importantes del siglo XXI.

El autor es estudiante en ciencias políticas y economía en Purdue University.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan