Propuesta electoral

¿Por qué aspiro a ser presidenta?

Temas:

En efecto, se requiere de Un Panamá Diferente al carcomido por la corrupción a todos los niveles, del que nos avergüenza por mantener a uno de cada tres niños y adolescentes en la pobreza, el que en algunas áreas de la geografía nacional mantiene una tasa de mortalidad infantil similar a la de los países más pobres de África, y en otras es igual a la de los países europeos. Ese Panamá de la impunidad descarada, que mantiene un desempleo del 17 % entre nuestros jóvenes entre 15 y 24 años debe desaparecer. Como debe desaparecer la profunda desigualdad que genera estar entre los 15 peores países del mundo en distribución de la riqueza. Sépase que en nuestro país el 20% de los hogares más ricos recibe el 54.1% del ingreso total y el 20% más pobre debe conformarse con el 3.2% del ingreso. Todo esto debe terminar.

Pero enfrentar esta terrible realidad requiere primeramente identificar las causas que la generan, máxime cuando vivimos en un país que presume de tener un producto interno bruto (PIB) per cápita de 15.000 balboas y por ello es reconocido como el país más rico de América Latina. Añádase a ello que el Canal nos entregó el año pasado 1.700 millones en utilidades, y que la inversión extranjera alcanzó los 6.000 millones.

¿Cómo explicar entonces esta terrible realidad? La partidocracia, que succiona como una voraz sanguijuela los recursos del Estado por las mil diferentes vías de la corrupción, es fundamentalmente responsable de la profunda crisis política, económica, social y ambiental que atenaza al país. Solo pensar en los 400 millones que se embolsaron los diputados del pasado gobierno, y los miles de “promotores deportivos y comunitarios” nombrados por los diputados de la actual Asamblea Nacional, es que podemos hacernos una idea de la sangría que significa la corrupción en todas las instancias del Estado.

Por otra parte, ¿cuáles son las prioridades presupuestarias de los gobiernos de la partidocracia? Acaso la educación, tan necesaria, pero a la que ninguno le ha cumplido con lo que manda la Ley Orgánica de Educación que es una inversión del 6% del PIB. En absoluto. Panamá es el segundo país de Latinoamérica con menor porcentaje del PIB invertido en educación: el 3.2%.

¿O tal vez han priorizado el sector salud y la lucha contra la pobreza? Nada justifica que Panamá presente una tasa de mortalidad infantil mayor que la de Nicaragua, Honduras y Brasil, y que la FAO coloque a Panamá como el cuarto país con mayor desnutrición infantil en Latinoamérica, razón por la cual cada cuatro días muere un niño en Panamá por causas directamente vinculadas al hambre.

Panamá requiere con urgencia que el presupuesto nacional esté enfocado en la inversión social que incluya a los excluidos, que genere empleos para que el consumo dinamice la economía, y para ello impulsaremos programas como el de “trabajadores aprendices”, mediante el cual nuestro gobierno asumirá el 50% del salario de los primeros 20,000 trabajadores que anualmente contrate la empresa privada, o el de “profesionales aprendices”, a través del cual el Gobierno contratará por un año a todos los graduandos de las universidades para que adquieran la experiencia que les exigen cuando buscan trabajo. Estas son las prioridades que tendrá el presupuesto nacional en nuestro gobierno.

De igual manera, nuestro gobierno enfocará su atención en la recuperación del sector agropecuario, pues es este el que puede hacer retroceder la pobreza en nuestras provincias y poner comida barata en la mesa del panameño. Y ello requiere comprar la cosecha a un precio razonable, de manera que nuestro productor tenga seguridad a la hora de sembrar.

Para enfocarnos en esas prioridades requerimos cumplir con tres condiciones: 1) El establecimiento de un gobierno austero, en el que los viajes, automóviles, guardaespaldas, choferes y viáticos sean únicamente los estrictamente necesarios, 2) La convocatoria de una asamblea constituyente que sea una barrera a la corrupción, el clientelismo y la impunidad en la Asamblea Nacional, en el Órgano Judicial y en el Ejecutivo. 3) Inaugurar un gobierno en que al frente esté un presidente o presidenta verdaderamente independiente, que su campaña no haya estado financiada por los grupos poderosos.

La autora es  candidata presidencial por la libre postulación

Nota del editor

‘La Prensa’ invitó a los siete candidatos presidenciales a que expusieran en 700 palabras su propuesta y su visión personal y política. Los artículos se publican en el orden de llegada y sin editar por este diario.

La sección de Opinión  mantiene su ofrecimiento  para que  los candidatos presidenciales    se comuniquen directamente con los lectores.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan