Seguridad social

Pensiones de cobertura universal en Panamá

Temas:

En la última edición del Panorama Social de América Latina, la Cepal responde preguntas sobre tres grandes temas: la desigualdad de ingresos de las personas y los hogares y su relación con la dinámica del mercado laboral, la evolución de la pobreza y sus determinantes, y los efectos de los sistemas de pensiones en la igualdad.

El documento enfatiza la necesidad de que se consoliden sistemas de pensiones de cobertura universal y con un fuerte componente de solidaridad para la igualdad. Para ello “propone un pacto social para el desarrollo sostenible y la igualdad con el que se debería buscar: i) ampliar la cobertura; ii) mejorar la solidaridad del componente contributivo mediante reglas para los cotizantes que beneficien a los sectores con pensiones insuficientes; iii) integrar los esquemas contributivos y no contributivos; iv) mantener los incentivos a la contribución, y v) garantizar la sostenibilidad financiera, junto con transversalizar una perspectiva de igualdad de género en su formulación”.

Este es un asunto vital para los panameños. Ahora se debe convocar un diálogo para tratar el tema de las finanzas de la Caja de Seguro Social (CSS) que nos asegure una pensión suficiente para vivir de forma digna y cómoda al jubilarnos; lo cual no parece ser el futuro más probable, pues aunque algunos voceros del gobierno afirmen lo contrario; lo cierto es que “al beneficio definido basado en la solidaridad donde las generaciones presentes apoyan a las que ya están pensionadas, se le agotarán las reservas aproximadamente en una década”.

No podemos aceptar tranquilamente que desde 2014, el anterior director de la CSS y recientemente el actual, nos informen sin empachos que no conocen el verdadero estado financiero de la institución, y están a la espera de que el “equipo de actuarios de la entidad” termine y entregue el análisis correspondiente”. Pareciera que están planeando “pasar agachados”, como hizo la anterior administración, y pasarle al próximo gobierno los costos sociales y políticos de esta falencia.

En ese sentido me preguntaba hace dos años cuál es el programa de pensiones que queremos los panameños y cómo lo conseguimos.

Lo primero que debemos considerar es de cuáles panameños estamos hablando. Y al margen de las consideraciones de clase social o ingreso económico que son harto conocidas y nos llevan a la conclusión fácil y no demostrada por ningún estudio que yo conozca, de que “los ricos quieren un seguro privado y los pobres uno público”, hay que pensar en términos de edad y valores culturales de la mayoría de los panameños. Y, de acuerdo con estimaciones del INEC para 2017, el 70% de nuestra población total tenía entre 15 y 60 años. En tanto que el 30% somos mayores de 60 años.

Entonces la primera tarea es hacerles la pregunta a nuestros trabajadores (no jubilados). Estamos dando por sentado que todos en Panamá preferimos el fondo público y que todos abrazamos el principio de la solidaridad entre generaciones, y entre ricos y pobres.

El autor es ciudadano

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter