Raíces

El Partido Nacional Feminista y la política

Temas:

El Partido Nacional Feminista (PNF) nació con la vocación de ser un partido político, para luchar por alcanzar una representación en la Asamblea Nacional y desde allí poder ganar influencia en la dirección política del país. Pretendía no solo hacer política para las mujeres, sino hacer política para transformar el país. Su primera acción fue construir una estructura de partido democrático de masas: estatutos, programa político, y constituir sus órganos de gobierno y funcionamiento, tal como había sido acordado en el Primer Congreso Feminista de 1923. Resolvió también lanzar la candidatura de Clara González para diputada en las siguientes elecciones.

Lo que le proponía el PNF al país estaba resumido en su programa. Algunas de sus propuestas, pese a lo que pudieran parecer hoy, como la reforma de la educación para las mujeres para incluir la puericultura y la economía doméstica, eran novedosas y necesarias en un Panamá con graves problemas de desnutrición infantil, parasitismo y desconocimiento de normas elementales de higiene. En el mismo ámbito educativo, el PNF tenía una visión de la educación que la relacionaba con el mundo del trabajo: pretendía la creación de escuelas taller y escuelas profesionales para mujeres, la fundación de bibliotecas populares circulantes y la reforma de los programas de enseñanza.

Un aspecto central de su programa político era la creación de escuelas de formación cívica y de escuelas para adultos, y es que para el PNF la educación estaba íntimamente relacionada con el ejercicio consciente de la ciudadanía y con su idea de que la democracia debía asentarse en ciudadanos y ciudadanas que ejercieran sus derechos con conocimiento de causa y no por su pertenencia a una u otra red clientelar. Este sistema clientelar que ya era criticado entonces por algunos políticos liberales, como Eusebio A. Morales, quien fuera nombrado por el PNF miembro honorario del partido y que hablaba de la falta de verdaderos partidos, basados en ideas, programas y agendas políticas. El PNF surgió como un proyecto de partido político de ideas, orientado a conseguir la igualdad de toda la ciudadanía. Un proyecto que precisaba de ciudadanos y ciudadanas alfabetizados y educados, por lo que impulsó la creación en 1924 de la Escuela de Cultura Femenina.

Pretendía también el PNF reformar el sistema jurídico: establecer cárceles para mujeres, juzgados y cárceles juveniles, nombrar abogados para los pobres, leyes protectoras para las mujeres y la infancia, el reconocimiento de hijos ilegítimos, la investigación de la paternidad, y, por supuesto, la remoción de todas las incapacidades legales que pesaban todavía sobre las mujeres.

El plan de gobierno del PNF incluía medidas de carácter económico y social orientadas al progreso del país y de la población más necesitada, entre ellas las mujeres y los niños: establecimiento de industrias nacionales y talleres que proporcionasen trabajo a las mujeres y a la población, vigilancia de las condiciones de trabajo de las mujeres (jornada laboral, salarios, condiciones higiénicas, descanso dominical), creación de cajas de ahorro y fondos de auxilio, sociedades cooperativas y agencias de colocación. Tenían una sensibilidad especial hacia la prostitución y proponían su abolición, es decir, su prohibición, y la creación de establecimientos donde las mujeres que estaban en ella pudieran educarse y encontrar refugio y trabajo.

Por supuesto, el reconocimiento del derecho al sufragio femenino era central en su programa porque el voto, el derecho a elegir y a ser electas, era la llave para poder acceder al poder político, clave para cambiar la situación. La realidad les informó muy pronto a las militantes del PNF que el acceso de las mujeres a los poderes del Estado no iba a ser tarea fácil. Sin embargo, nunca a lo largo de su historia de más de 20 años el PNF dejó de ser un partido democrático, que trató de cambiar la situación de las mujeres y que tenía un proyecto de país basado en la libertad y la igualdad.

La autora es docente universitaria. Editor: Ricardo López Arias

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan