Voto 2019

Lecciones aprendidas de estas elecciones

Temas:

Las elecciones nos dejaron grandes enseñanzas. Primero para los que decían que Panamá no estaba aún preparada para la libre postulación. Segundo, la fuerza que demostró la sociedad civil organizada. 

La campaña de la “No Reelección” fue todo un éxito. Solo se pudieron reelegir 14 de los 50  diputados que lo intentaban; es decir,  solo el 25% sobrevivió. Cuatro de estos “sobrevivientes” se salvaron por fallas del sistema, pero salieron muy debilitados. 

Otro aspecto importante fue el hundimiento de varios  “intocables”, y tenemos que reconocer que muy pocas personas predecían esto. Los ciudadanos son más inteligentes y dignos que lo que siempre expresamos. 

Ese llamado de atención hecho por los ciudadanos y la sociedad civil,  debe ser  tomado muy en cuenta por los futuros gobernantes. Reconozco que a nuestra democracia aún le falta mucho, pero he planteado hace mucho tiempo que tenemos una ciudadanía muy participativa. La población de hoy no es indiferente como hace 25 años; es muy fiscalizadora. Además, con las redes sociales como nuevas herramientas de comunicación eficiente, será cada vez más incisiva. Si la clase política no escucha este mensaje, en el año 2024 tendrán varias sorpresas más.

La otra gran lección aprendida  es que no se necesita 10 millones de dólares para una campaña. Tenemos los ejemplos de, al menos, dos de las campañas de libre postulación, para decirlo. Ricardo Lombana, con un gasto muy por debajo del candidato oficialista José Blandón, le dobló en cantidad de votos. Si lo comparamos con los gastos realizados por el Molirena, que solo obtuvo 45 mil votos, se trata de casi 9 veces menos votos. Y seguramente, con un gasto 10 veces mayor. Si la comparación es con el Partido Revolucionario Democrático y Cambio Democrático, vemos que obtuvieron unos 300 mil votos con un gasto de prácticamente 20 veces más. Los cinco diputados de libre postulación, incluyendo al más votado a nivel nacional, muy seguramente gastaron menos que los candidatos de los partidos políticos. 

Todo esto nos debe llevar a reestructurar lo del financiamiento de las campañas. Creo que llegó el momento de eliminar el financiamiento privado, que nos evitaría el ingreso de dinero de procedencia dudosa, librando a los candidatos de aportes comprometedores de algunos donadores profesionales. Se le debe entregar sumas similares a todos, con una serie de condiciones. Además, la limitación de dinero en las campañas promovería la participación espontánea, el voluntariado y la lealtad al candidato y disminuiría el clientelismo. 

También hay lecciones importantes para el Tribunal Electoral. En primer lugar deben aceptar que la libre postulación es una realidad, aunque ellos personalmente no estén de acuerdo, lo que se reflejó en el complicado proceso de recolección de firmas. 

Además, todo indica que se han dormido en sus laureles pasados. El proceso produjo una gran cantidad de irregularidades, especialmente por no realizar un filtro apropiado en la escogencia de los jurados  de mesa y no capacitarlos adecuadamente. No parece haber habido una estricta  supervisión. 

En muchas mesas, principalmente en el interior, retiraron a los representantes de mesa de los candidatos por estar con ropa que los identificaba, sin que importara los reclamos hechos con el reglamento en la mano.  Transportaron actas sin custodios y sus posiciones fueron muy discrecionales. En las juntas de escrutinio circuitales hacían interpretaciones muy antojadizas en relación al residuo, perjudicando injustamente a varios diputados.

Estas irregularidades empañaron estas elecciones, por lo que los magistrados del Tribunal Electoral deben tomar inmediatamente las medidas en este sentido y tener claro que su pensamiento personal no deben imponerlo como posición institucional. Les recuerdo que hoy hay más de un millón 300 mil panameños entre 18 y 40 años, que tienen otro pensamiento y que deben ser escuchados.  Su visión de la participación política es otra y el sistema debe tomarlos en cuenta.

Durante la próxima revisión del Código Electoral que se debe realizar a partir de enero de 2020, deben hacerse las rectificaciones necesarias, para garantizar que las elecciones de 2024 sean ejemplares. Para ello, las nuevas reglas electorales deberían estar aprobadas a finales de 2020. 

El autor es odontólogo

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan