Hoy por hoy

Temas:

Una de las peores peculiaridades del sistema electoral panameño, es la posibilidad de que una misma persona sea candidata para varios cargos de forma simultánea. No obstante, el artículo 298 del Código Electoral obliga a quien salga electo en dos o más cargos, a que escoja uno y deje el otro en manos del suplente. Si a los cinco días de la proclamación no se ha comunicado el cargo seleccionado, el Tribunal Electoral tiene la potestad de otorgarle el cargo de mayor jerarquía. Es absurdo que en pleno siglo XXI, nuestra democracia todavía tolere este tipo de triquiñuelas. En las elecciones generales, celebradas el pasado 5 de mayo, hubo un candidato presidencial que también era candidato a diputado. A esto se suma la multiplicidad de candidaturas para diputados y representantes de corregimiento simultáneamente, incluso una muy conocida para representante, diputado y alcalde de la ciudad capital. Con los resultados del torneo electoral, ahora queda esperar que los políticos favorecidos escojan entre ser alcaldes o diputados, o incluso si la modesta representación de un corregimiento es suficiente para su ambición personal. En todos los casos, son los ciudadanos los que pierden cuando el principio de una persona/un voto no tiene como contraparte un candidato/un cargo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan