Ambiente

¿Fobia al cambio?

Temas:

Panamá da señales de progreso en convertirse en un país más ambientalmente amigable. Son acciones indispensables para lograr cambios urgentes en nuestro entorno que contrarresten los efectos de la crisis ambiental mundial.

Sabemos que los cambios traen consigo un fenómeno conocido como resistencia. Nos enfrentamos a ella cotidianamente. Terminan las vacaciones, teníamos el hábito de despertar tarde y ahora toca hacerlo a las 5:00 a.m. Qué disgusto, ¿no? Seguro hemos ido a un restaurante que ha tomado la iniciativa de no ofrecer carrizos plásticos a sus clientes no tardan los que afirman “eso es taquilla”, “es una estrategia de marketing”. Es evidente la sobrerreacción al no tener a su disposición un tubo de plástico, innecesario, además, para tomar una bebida. ¿Qué decir cuando entró en vigencia la Ley 1 de enero de 2018 prohibiendo el uso de bolsas plásticas en los comercios? “Es incómodo”, “puedo comprar bolsas de basura y usarlas, ¿no?”, “eso no va a cambiar nada, mientras las corporaciones sigan contaminando”. Llueven las quejas, en su mayoría, de quienes se vieron obligados a salir de su zona de confort. Es obvio que las leyes son perfectibles, los “trends” no suelen ser genuinos, nuestras acciones no tienen impacto global inmediato.

La resistencia al cambio puede ser una actitud peligrosa para la sostenibilidad de una sociedad. Considero, incluso, que se trata de una fobia. Cumple con un patrón: le temes a algo que aparenta ser un peligro cuando no lo es, actúas de manera irracional e impulsiva, no te puedes controlar. Quienes sufren de esta fobia son cegados. No suelen comprender que son las pequeñas acciones las que anteceden a grandes transformaciones.

Si tú, tus padres, tus amigos, tus compañeros de la U y quienes te rodean, deciden realizar un cambio, es muy probable que no haya un resultado inmediato, pero alguien de seguro verá tus acciones. Quizás los aplaudan, les tomen fotos y las compartan en sus redes sociales. Tal vez tomarán sus acciones de ejemplo y las imitarán.

Incidir debe ser considerado un deber. Lo increíble es que hay muchas formas de fomentar cambios.

Junto con 9 jóvenes más, decidimos trabajar con estudiantes de primaria e instruirlos para que cumplan con el perfil del “Niño Verde”. Aspiramos a que sean conscientes de los retos ambientales que los rodean y tengan las herramientas necesarias para enfrentarlos de la mano de sus padres y maestros. “Mentes más verdes”, nuestro proyecto en el Laboratorio Latinoamericano de Acción Ciudadana (LLAC), realiza su ardua labor en Mariato, Veraguas, con el objetivo de iniciar un movimiento que puede formar parte de la nueva historia de la nación.

Lo placentero de trabajar con niños es percatarse de su auténtica voluntad y de su inmunidad a la resistencia al cambio. Con ellos podemos impulsar transformaciones. Es nuestra responsabilidad.

La semilla para un cambio inicia con concientizar. El mayor reto lo enfrentaremos con los que se resisten. No es fácil empujarlos fuera de su zona de confort y su aparente escudo de indiferencia. Prometemos no rendirnos: no permitiremos que se dejen seducir por la cómoda fobia al cambio.

El autor es egresado del Laboratorio Latinoamericano de Acción Ciudadana 

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan