Servicios públicos

¿Cumple la ASEP con sus obligaciones?

Temas:

¿Cumple la ASEP con sus obligaciones? ¿Cumple la ASEP con sus obligaciones? Expandir Imagen
¿Cumple la ASEP con sus obligaciones?

Sabemos que la Autoridad Nacional de Servicios Públicos (ASEP) es responsable de supervisar, fiscalizar y garantizar la eficiencia de los siguientes servicios: agua potable, alcantarillado sanitario, energía eléctrica, salud, telecomunicaciones, radio y televisión, y distribución de gas natural.

También tiene la facultad de otorgar licencia para el desarrollo de proyectos y la fijación de tarifas eléctricas, entre otras.

Sin embargo, a pesar de ser un ente autónomo mantiene barreras que no le han permitido cumplir con su rol eficientemente; entre ellas el exceso de facultades otorgadas a este ente, donde involucra desde emitir su propio reglamento hasta decidir sobre las denuncias de los clientes con relación a la deficiencia de los servicios públicos. Considero que se debe descentralizar esta autoridad por cada servicio y generaría una gestión más eficiente.

Existe una carencia de recursos para que la ASEP pueda manejar una trazabilidad en los procesos internos, lo que conlleva a dilatar los tiempos de respuesta a los clientes sobre las denuncias que anteponen por la deficiencia de los diferentes servicios, siendo la mayoría de los reclamos pertenecientes al segmento electricidad, a esto adicionar que no cuentan con tecnología de punta para dar seguimiento continuo y real sobre las causas de las deficiencias.

Otra de las razones por la cual ASEP no logra su misión es la falta de estabilidad en el personal administrativo y operativo; se genera rotación en sus administradores, los cuales son nombrados por el Órgano Ejecutivo y ratificado por la Asamblea Nacional.

Al darse estos cambios en la institución se da la salida del personal en curso y entran nuevos subalternos, lo que afecta la integración de los equipos de trabajo y el compromiso de asumir sus funciones, originando cambios internos. Esto no permite que se sigan los proyectos y planificaciones establecidas.

Se debe proponer una legislación que cambie la forma en la que se administran estas empresas operativas.

Y la ASEP no se escapa de la burocracia; por su estructura organizacional y la dependencia con el Órgano Ejecutivo, los procesos se vuelven lentos, difíciles y engorrosos, provocando incluso encarecimiento en la operación y afectaciones al cliente.

Es necesario desmembrar esta autoridad del Estado, donde se subordinen a la realidad de la operación y establezcan tarifas acordes a los costos operativos que cubran los mantenimientos necesarios para una prestación efectiva de los servicios, sin que se vean intervenidos por decisiones del Gobierno.

La autora es estudiante de maestría en la UIP

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter