Sigue el temor por nuevos desastres

Los supervivientes del tsunami en Indonesia son víctimas del hambre y las enfermedades

Los trabajadores humanitarios advertían de los riesgos de crisis sanitaria, mientras que el balance del desastre supera ya los 400 muertos.

Temas:

Los entes de seguridad siguen con los trabajos de remoción de escombros. Los entes de seguridad siguen con los trabajos de remoción de escombros. Expandir Imagen
Los entes de seguridad siguen con los trabajos de remoción de escombros. AP

Los rescatistas trataban este martes de llevar su ayuda a las regiones devastadas por el tsunami que siguió a una erupción volcánica en Indonesia, pero la falta de agua potable y de medicamentos complicaba su tarea y afectaba a miles de personas refugiadas en centros de emergencia.

Los trabajadores humanitarios advertían contra los riesgos de crisis sanitaria mientras que el balance del desastre supera ya los 400 muertos.

En este país mayoritariamente musulmán, la minoría cristiana celebró Navidad orando por las víctimas del desastre.

En Carita se celebró una corta misa en la iglesia pentecostal Rahmat, cerca de una de las zonas más afectadas por el desastre.

"Esta Navidad es diferente porque la celebramos en pena catástrofe" dice Eliza, una fiel.

Una falsa alerta provocó el pánico entre los habitantes de la localidad, que temen un nuevo tsunami, mientras se reducen las reservas de agua y de medicamentos.

"Muchos niños están enfermos, tienen fiebre, dolor de cabeza y no tienen suficiente agua", explicó Rizal Alimin, un médico de la oenegé Aksi Cepat Tanggap, en una escuela transformada en refugio improvisado.

El tsunami golpeó el sábado el litoral del estrecho de la Sonda, que separa las islas de Sumatra y Java, y dejó al menos 429 muertos, más de mil 485 heridos y 154 desparecidos, según el último balance de la Agencia Nacional de Gestión de Catástrofes.

Continúa la evaluación de los daños causados por el tsunami. Expandir Imagen
Continúa la evaluación de los daños causados por el tsunami. AP

 

Más de 5 mil personas fueron evacuadas. Los expertos avisaron que existe un fuerte riesgo de nuevas olas mortales a causa de la actividad volcánica. La ola provocada por el volcán conocido como el "hijo" del legendario Krakatoa, el Anak Krakatoa, arrasó cientos de edificios en las costas meridionales de Sumatra y en el extremo occidental de Java.

Numerosos refugiados temen regresar a sus casas. "Estoy aquí desde hace tres días", declaró Neng Sumarni, de 40 años. Duerme junto a sus tres hijos y su esposo en el suelo de la escuela, con otras treinta personas. "Tengo miedo, porque mi casa está muy cerca de la playa".

Abu Salim, voluntario de la asociación Tagana, explicó que los trabajadores humanitarios apenas consiguen estabilizar la situación. "Hoy, incidimos en la ayuda a los refugiados que están en los centros, instalamos cocinas, distribuimos equipos logísticos y más tiendas en los lugares más adecuados", indicó a la AFP.

 

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan