EL PRINCIPADO ESTÁ DE FIESTA

Alberto de Mónaco y Charlene bautizan a sus gemelos

Ambos principitos llevaban largos vestidos blancos de Dior.

Temas:

El príncipe Alberto II de Mónaco (I) y su esposa la princesa Charlene salen de la catedral al concluir la ceremonia del bautizo de sus hijos, los gemelos Jaime y Gabriela. El príncipe Alberto II de Mónaco (I) y su esposa la princesa Charlene salen de la catedral al concluir la ceremonia del bautizo de sus hijos, los gemelos Jaime y Gabriela.

El príncipe Alberto II de Mónaco (I) y su esposa la princesa Charlene salen de la catedral al concluir la ceremonia del bautizo de sus hijos, los gemelos Jaime y Gabriela. Foto por: AFP / Valery Hache

La princesa Charlene de Mónaco (tercera a la derecha) saluda a la gente que se reunió afuera de la catedral para participar en el bautizo de los príncipes Jaime y Gabriela. La princesa Charlene de Mónaco (tercera a la derecha) saluda a la gente que se reunió afuera de la catedral para participar en el bautizo de los príncipes Jaime y Gabriela.

La princesa Charlene de Mónaco (tercera a la derecha) saluda a la gente que se reunió afuera de la catedral para participar en el bautizo de los príncipes Jaime y Gabriela. Foto por: AFP / Valery Hache

El príncipe Alberto II de Mónaco camina entre la multitud reunida frente a la catedral monegasca con motivo del bautizo de sus hijos Jaime y Gabriela. El príncipe Alberto II de Mónaco camina entre la multitud reunida frente a la catedral monegasca con motivo del bautizo de sus hijos Jaime y Gabriela.

El príncipe Alberto II de Mónaco camina entre la multitud reunida frente a la catedral monegasca con motivo del bautizo de sus hijos Jaime y Gabriela. Foto por: AFP / Valery Hache

Los príncipes Alberto II de Mónaco y su esposa Charlene (L) reciben los parabienes y obsequios que le ofrecieron sus súbditos con motivo del bautizo de sus hijos, los príncipes Jaime Y Gabriela. Los príncipes Alberto II de Mónaco y su esposa Charlene (L) reciben los parabienes y obsequios que le ofrecieron sus súbditos con motivo del bautizo de sus hijos, los príncipes Jaime Y Gabriela.

Los príncipes Alberto II de Mónaco y su esposa Charlene (L) reciben los parabienes y obsequios que le ofrecieron sus súbditos con motivo del bautizo de sus hijos, los príncipes Jaime Y Gabriela. Foto por: AFP / Valery Hache

El príncipe Alberto II de Mónaco, su esposa la princesa Charlene y la princesa Carolina (I) salen de la catedral tras el bautizo de los príncipes gemelos Jaime y Gabriela. El príncipe Alberto II de Mónaco, su esposa la princesa Charlene y la princesa Carolina (I) salen de la catedral tras el bautizo de los príncipes gemelos Jaime y Gabriela.

El príncipe Alberto II de Mónaco, su esposa la princesa Charlene y la princesa Carolina (I) salen de la catedral tras el bautizo de los príncipes gemelos Jaime y Gabriela. Foto por: AFP / Valery Hache

Jaime, príncipe heredero del principado de Mónaco, y su hermana gemela Gabriela fueron bautizados el domingo antes de vivir su primer baño de masas en los brazos de sus padres.

Durante la misa en la catedral de Mónaco, el arzobispo del principado, Bernard Barsi, dio los primeros sacramentos a los hermanos nacidos el 10 de diciembre pasado. Ambos llevaban largos vestidos blancos de Dior.

Sonrientes, el príncipe Alberto II sostenía en sus brazos a su hija y su esposa Charlene al príncipe heredero, en una iglesia decorada con 6 mil flores blancas.

Jaime tiene como padrino y madrina a miembros de dos ramas familiares de los padres del príncipe: Cristopher Le Vine Junior (hijo de un primo estadounidense del soberano, del clan de Grace Kelly) y Diane de Polignac Nigra (prima del lado del príncipe Rainiero).

Gabriela tiene como padrino al hermano de Charlene, Gareth Wittstock, y como madrina a su amiga Nerine Pienaar.

Los bebés llegaron frente a las escaleras de la catedral en los brazos de sus niñeras antes de ser entregados a sus padres para franquear el umbral de la catedral al son de 21 cañonazos para cada niño.

A la ceremonia, con centenares de invitados, asistieron las dos hermanas del soberano, Carolina y Estefanía, así como todos sus hijos, salvo Carlota, hija de la primera.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan