fallo

Los mensajes del príncipe Carlos al gobierno británico serán públicos

El periodista de The Guardian, Rob Evans, solicitó ver un cierto número de comunicaciones escritas entre el ejecutivo y el príncipe entre septiembre de 2004 y abril de 2005.

Temas:

La Casa Real publicó un comunicado, en el que mostró su decepción, porque no se haya respetado el principio de privacidad del Príncipe/AP La Casa Real publicó un comunicado, en el que mostró su decepción, porque no se haya respetado el principio de privacidad del Príncipe/AP Expandir Imagen
La Casa Real publicó un comunicado, en el que mostró su decepción, porque no se haya respetado el principio de privacidad del Príncipe/AP

El Tribunal Supremo británico dio este jueves, 26 de marzo, la razón al diario The Guardian y autorizó que se hagan públicas las cartas del príncipe Carlos al gobierno, un golpe al futuro monarca y al ejecutivo.

La corte, con el voto favorable de 5 jueces y en contra de 2, desestimó la demanda del gobierno, a través del fiscal general, de impedir la publicación de estos textos que podrían revelar que el príncipe interfirió en asuntos gubernamentales.

La Casa Real publicó un comunicado, en el que mostró su decepción, porque no se haya respetado el principio de privacidad del Príncipe.

El veto del fiscal general había bloqueado una decisión judicial favorable a la publicación, algo que la Corte Suprema no aceptó, diciendo que la decisión de un órgano judicial debe ser final y vinculante y no susceptible de ser revocada.

Las notas de la discordia fueron enviadas a siete departamentos del gobierno entre 2004 y 2005 y reflejan, según el fiscal general, Dominic Grieve, "los puntos de vista y convicciones más profundamente arraigadas" del príncipe.

Tampoco el primer ministro David Cameron compartió la decisión de la Corte Suprema."Es una resolución decepcionante y ahora consideraremos hacer públicas las cartas", aseguró el primer ministro.

"Aquí lo que se dirime es el principio de si los altos miembros de la Casa Real pueden expresar sus puntos de vista al gobierno confidencialmente. Me parece que mucha gente estaría de acuerdo en que es algo justo", agregó.

El primer ministro dijo además que habrá que cambiar las leyes para reforzar el poder de veto del fiscal general. El heredero al trono no ha ocultado que le gustaría ser más activo políticamente que su madre Isabel II, que hizo de la neutralidad su principal valor, pero eso le ha valido acusaciones de bombardear a los ministros con quejas, críticas y sugerencias.

El caso arrancó en 2005, cuando Rob Evans, un periodista de The Guardian, solicitó ver un cierto número de comunicaciones escritas entre el ejecutivo y el príncipe entre setiembre de 2004 y abril de 2005.

El director de The Guardian, Alan Rusbridger, celebró el fallo tras 10 años de campaña. "Es un buen día para la transparencia en el gobierno y demuestra lo esencial que es tener un poder judicial completamente independiente y una prensa libre", explicó.

"El gobierno ha gastado cientos de miles de libras en tratar de ocultar estas cartas", criticó el periodista, admitiendo que su publicación dañaría gravemente la percepción de la neutralidad política del príncipe.

La última biografía del príncipe, Carlos: el corazón de un rey, de Catherine Mayer, aparecida en febrero, ya puso el foco en este tema.

Según el libro, el príncipe siente como propia la misión de salvar al planeta y a la monarquía, y rechaza renunciar a sus convicciones en temas como el medio ambiente, los alimentos ecológicos o la inserción de los jóvenes pobres.

Según Mayer, el príncipe le confió: "quiero elevar las aspiraciones, volver a crear esperanza donde hay desesperación y salud donde hay privaciones".

Uno de los axiomas de toda monarquía constitucional, en particular la británica, es que el rey reina pero no gobierna y deja eso para el gobierno elegido democráticamente.

Para quienes se oponen a la monarquía, el fallo del Tribunal Supremo es motivo de regocijo, y para los monárquicos podría ser razón de más para que Carlos ceda la corona a su hijo, el príncipe Guillermo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan