cumbre

Terrorismo y cambio climático dominan la agenda de los líderes de G7

Temas:

Los líderes de las naciones más ricas del mundo se preparaban para unas discusiones beligerantes.  Los líderes de las naciones más ricas del mundo se preparaban para unas discusiones beligerantes. Expandir Imagen
Los líderes de las naciones más ricas del mundo se preparaban para unas discusiones beligerantes. AFP

Los líderes políticos de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido pondrán a prueba durante dos días su capacidad de dar una respuesta conjunta a la delicada situación política y económica que se atraviesa por la amenaza del terrorismo, el cambio climático, la seguridad alimentaria y la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.

El inicio de la cumbre del G7 está revestido por una gran expectativa, sobre todo, por el estreno de cuatro de sus siete componentes, una circunstancia que no ocurría desde 1981: la primera dama británica Theresa May; el primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni; el francés Emmanuel Macron; y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que cumple la quinta etapa de su gira que comenzó en Arabia Saudí, y que será el centro de todas las miradas.

La canciller alemana Angela Merkel es considerada la veterana con más de 10 cumbres a sus espaldas. Los otros dos políticos que completan la lista son el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

El brutal atentado de Mánchester, en el que fueron asesinadas 22 personas, ha puesto el foco principal en armar una estrategia global frente al régimen del terror.

Para Trump, la reunión de Taormina es la última etapa de su primera gira internacional de nueve días. Expandir Imagen
Para Trump, la reunión de Taormina es la última etapa de su primera gira internacional de nueve días. AFP

La antesala de la cumbre fue anticipada por el anfitrión de esta reunión a Siete, el primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni. “Con Donald Trump en una reunión en preparación de la cumbre de Taormina.

Desde el G7 habrá un compromiso común contra el terrorismo”, avanzó en su cuenta de Twitter.

En esta línea se pronunció también el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien, en la rueda de prensa que abrió el G7, se dijo “impresionado” por la determinación del mandatario estadounidense en la lucha contra el terrorismo. “Estoy totalmente de acuerdo con Trump en que hay que ser duro con el Estado Islámico”, agregó.

El principal escollo que fractura al grupo de los más industrializados del mundo es el desafío energético. Sobre todo, después de la decisión de Trump de desactivar las medidas que fomentaban la inversión en energías renovables para desmantelar el uso de las fósiles en Estados Unidos, uno de los países más contaminantes del planeta.

Varios expertos independientes como G7 Research Group han señalado que esta reunión será clave para interpretar el rumbo que tomará la administración Trump en referencia a los acuerdos del clima de París que limitaron el calentamiento global muy por debajo de 2 ºC.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, fue tajante: “Creemos que el Acuerdo de París se ha de implementar completamente”, espetó sin medias tintas sobre los recelos de Trump a respetar el pacto de medio ambiente.

UN MURO ANTE LA PRENSA

Taormina se ha convertido en una ciudad completamente cercada por un perímetro de zona roja de imposible acceso, sitiada por tierra, mar y aire con medidas de seguridad imponentes que incluyen más de 10 mil hombres armados, decenas de carros blindados de policía, helicópteros y buques de vigilancia.

El número de militares iguala al de habitantes que han debido tramitar unos pases personales para poder hacer vida normal.

Por su parte, los turistas han sido desplazados de los principales emplazamientos turísticos que serán admirados por los dirigentes y las reservas hoteleras se han interrumpido desde 22 al 28 de mayo. Las reuniones son a puerta cerrada en un lujoso resort del enclave siciliano fundado por los griegos en el 736 a. C., en lo alto de una colina, con vistas al mar, pero situado a 8 kilómetros de la región Giardini Naxos, desde donde la prensa acreditada sigue por pantallas de televisión la cumbre.

Los medios gráficos son trasportados en autobuses hasta las zonas donde los líderes políticos se hacen las fotos de familia. Las sesiones de trabajo se combinan con visitas a las principales atracciones del sugestivo enclave siciliano, como el Anfiteatro Griego, donde se vieron esta mañana por primera vez las caras y donde esta tarde asistirán a un concierto de la Orquesta Filarmónica de La Scala de Milán. También se embarcarán en un helicóptero para sobrevolar el cráter del Etna –el más alto y activo de Europa– y aterrizar después en la cercana Catania, donde podrán disfrutar de sus animadas calles y plazas.

La elección de Taormina no fue casual. Correspondió al exprimer ministro de Italia  Matteo Renzi, quien decidió a última hora cambiar la ciudad que iba albergar el G7 de su Florencia natal a la ciudad siciliana de Taormina después de que, durante un acto con otros líderes internacionales, uno de estos le espetó un "comentario particularmente estúpido: Sicilia es tierra de mafia", según explicó él mismo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan