DERECHOS HUMANOS

Panameña lleva un mes detenida en la ciudad de Jericó, Palestina

Temas:

Panorámica de Turmus Ayya, en la ciudad palestina de Ramala. Panorámica de Turmus Ayya, en la ciudad palestina de Ramala. Expandir Imagen
Panorámica de Turmus Ayya, en la ciudad palestina de Ramala. CORTESÍA

La panameña de origen palestino Suha Badran Jbara, de 31 años y madre de tres hijos, lleva más de un mes detenida en una cárcel Palestina sin que sus familiares sepan en detalle las razones de su arresto, denunció a este diario su padre, el comerciante Badran dar Jbara.

Badran dar Jbara, quien tiene negocios en Chiriquí, Panamá y Colón, relató que desde hace seis años su hija, se mudó a Turmus Ayya, cerca de la ciudad de Ramala, Palestina, con el propósito de que sus hijos –hoy de 12, 9 y 8 años- cursaran sus estudios en los territorios palestinos.

Casi a la medianoche del 3 de noviembre, según el relato de Jbara, cuatro vehículos blindados de las fuerzas de seguridad del gobierno de la Autoridad Palestina, que dirige Mahmoud Abbas, llegaron a su casa y se la llevaron frente a sus hijos. “La trasladaron a un hospital, luego a un interrogatorio y ahora está en una cárcel de la población de Jericó.

“Nos han dicho extraoficialmente que la acusan de hacer donaciones a palestinos en Cisjornadia, pero no sabemos con claridad, porque ni siquiera nuestro abogado, Mohannad Karajah, ha podido tener acceso al expediente”, dijo.

Amnistía Internacional, una organización de defensa de los derechos humanos, informó que el 22 de noviembre, en una sesión judicial a puertas cerradas Suha Badran Jbara anunció que haría una huelga de hambre para protestar por los malos tratos de parte de las fuerzas de seguridad.

La citada organización describe a Suha Badran Jbara como activista por la justicia social y colaboradora de organizaciones islámicas, que apoya las familias palestinas presas en Israel en el contexto del conflicto palestino-israelí.

Badran dar Jbara informó que tras varios días de gestiones, las delegaciones diplomáticas de Panamá y Estados Unidos –su hija también es ciudadana estadounidense- lograron que la policía les permitiera verla y le informaron que está muy delgada debido a que persiste en no ingerir alimentos en protesta para que la liberen.

Agradeció al gobierno de Panamá por la preocupación mostrada en este caso y pidió a otras organizaciones de derechos humanos que exijan al gobierno de Abbas que pongan en libertad a su hija.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter