Derechos humanos

Oposición venezolana gana el premio Sájarov de derechos humanos

Temas:

Los países de la UE ya consensuaron un marco jurídico de sanciones contra responsables de la violación de los derechos humanos en Venezuela. Los países de la UE ya consensuaron un marco jurídico de sanciones contra responsables de la violación de los derechos humanos en Venezuela. Expandir Imagen
Los países de la UE ya consensuaron un marco jurídico de sanciones contra responsables de la violación de los derechos humanos en Venezuela. AFP/Archivo

La Eurocámara galardonó este jueves 26 de octubre a la oposición venezolana con el premio Sájarov a la libertad de conciencia, un reconocimiento que corona su apoyo a la Asamblea Nacional de Venezuela y a los “presos políticos” frente al gobierno de Nicolás Maduro.

“No podemos no levantar nuestra voz en defensa de la libertad, la democracia, los derechos humanos. Por eso hemos decidido otorgar el premio Sájarov (...) a la oposición democrática” en Venezuela, anunció oficialmente el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani.

A propuesta del principal grupo, el Partido Popular Europeo (PPE, derecha), y de sus socios liberales de ALDE, la “oposición democrática de Venezuela” se alzó con este reconocimiento a la defensa de los derechos humanos y las libertades.

Para el influyente eurodiputado liberal, Guy Verhostadt, “este premio apoya la lucha de las fuerzas democráticas (...) en contra del régimen de Maduro”, mientras que para su par del PPE, José Ignacio Salafranca, se premia a unos ciudadanos “valerosos” que combaten por su libertad.

El reconocimiento llega en un momento de fractura en el seno de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), tras el retiro de Henrique Capriles, uno de los mayores líderes, una crisis que afianza a Maduro de cara a las próximas elecciones municipales y las presidenciales de 2018.

La MUD y los “presos políticos” ya fueron candidatos en 2015 al galardón, que la oposición venezolana ha acabado ganando dos años después encarnada, esta vez, en el parlamento venezolano y su presidente Julio Borges, así como en prisioneros como Leopoldo López o Antonio Ledezma.

Aunque desde 2007, el Parlamento Europeo ha adoptado una decena resoluciones, especialmente llamando a la liberación de “presos políticos”, la convocatoria y elección de una Asamblea Nacional Constituyente, impulsada por Maduro, recrudeció su postura en los últimos meses.

El parlamento dirigido por los opositores, que no reconocen la constituyente, es el “único elegido democráticamente”, apuntó Tajani, quien llamó a una “transición pacífica hacia la democracia”.

“Hoy apoyamos la lucha de un pueblo por su propia libertad”, agregó.

Las palabras del italiano fueron acogidas entre aplausos, pero también con risas procedentes de las bancadas de la izquierda radical cuando dijo que este premio “no tiene color político”. Gritos de “¡No pasarán!” y “Vergüenza”, se escucharon en el hemiciclo en Estrasburgo (noreste de Francia).

Símbolo de la sintonía entre la mayoría de centro-derecha y derecha de la Eurocámara y la oposición venezolana es el encuentro en mayo de Antonio Tajani con su par Julio Borges, tras el cual el italiano urgió a la Unión Europea a adoptar “sanciones contra altos cargos del gobierno venezolano”.

Los países de la UE ya consensuaron un marco jurídico de sanciones contra responsables de la violación de los derechos humanos en Venezuela, si bien los debates de cara a su posible adopción en noviembre continúan con la incógnita de si adjuntar una lista de sancionados, desde el primer día.

La Eurocámara concede cada año desde 1988 este galardón, que lleva el nombre del científico soviético disidente Andrei Sájarov, a personas que aportaron “una contribución excepcional a la lucha para los derechos humanos en el mundo”.

La oposición venezolana se suma a la lista de latinoamericanos galardonados iniciada en 1992 con las argentinas Madres de la Plaza de Mayo y ampliada con disidentes cubanos posteriormente: Guillermo Fariñas (2010), la asociación Damas de Blanco (2005) y Oswaldo Payá (2002).

La guatemalteca Aura Lolita Chávez Ixcaquic, símbolo de la lucha de los pueblos indígenas, y el periodista Dawit Isaak, encarcelado en Eritrea, optaban también a este galardón dotado con 58 mil 800 dólares, a propuesta de Verdes y socialdemócratas, respectivamente.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan