Justicia de Brasil acusa a Lula da Silva y Marcelo Odebrecht de lavado de dinero, corrupción y organización criminal

De acuerdo con un comunicado del Ministerio Público, Lula habría recibido sobornos por favorecer a la gigante de la construcción Odebrecht utilizando sus influencias.

Temas:

Lula y Marcelo Odebrecht. Lula y Marcelo Odebrecht. Expandir Imagen
Lula y Marcelo Odebrecht. LA PRENSA/ Archivo

La justicia brasileña acusó a 11 personas, entre ellas el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva y Marcelo Odebrecht, presidente de la constructora Norberto Odebrecht, por la presunta comisión de los delitos de corrupción, lavado de dinero y organización criminal.

De acuerdo con un comunicado del Ministerio Público de Brasil, Lula da Silva habría recibido sobornos valorados en 9.3 millones de dólares a cambio de que agilizara en bancos públicos créditos para que Odebrecht pudiera realizar trabajos en Angola.

Según la Fiscalía de Brasilia, Lula actuó "ante el BNDES y otros organismos (...) con el propósito de garantizar la liberación de financiamientos por parte del banco público para la realización de obras de ingeniería en Angola", que realizó Odebrecht.

En contrapartida, Odebrecht "distribuyó a los involucrados, de forma disimulada, valores que, actualizados superan los 30 millones de reales (unos 9.3 millones de dólares)", detalló el organismo en un comunicado.

Lula es acusado de haber cometido presuntos actos de corrupción pasiva entre 2008 y 2010, cuando todavía era presidente, y de supuesto tráfico de influencias, entre 2011 y 2015, en condición de expresidente.

Otras diez personas fueron denunciadas este lunes por los mismos delitos, entre ellos Marcelo Odebrecht, expresidente de la constructora que lleva su nombre -que también está involucrada en el caso de corrupción en Petrobras- y Taiguara Rodrigues dos Santos, sobrino de Lula, titular de una empresa que su tío habría usado para lavar dinero.

Lula también ocultó los valores que recibió de Odebrecht mediante su empresa LILS Palestras, que obtuvo los recursos como forma de pago por la organización de conferencias del exmandatario en el exterior, informó la Fiscalía.

"Después de dejar la Presidencia, Lula dio 72 conferencias para 45 empresas de diversos países y sectores de actuación. Intentar criminalizar una actividad que es realizada por muchos otros expresidentes sólo se justifica por una persecución política", afirmaron los asesores de Lula en su página de Facebook, en el momento que se hizo pública la denuncia.

El exmandatario enfrenta ya un juicio por corrupción y lavado de dinero en el marco del escándalo de desvíos en Petrobras, y otro proceso por obstrucción de la justicia en Brasilia.

"Lula jamás tuvo conocimiento de ningún esquema de corrupción instalado en Petrobras", afirmaron sus abogados este lunes, al detallar la defensa que presentaron ante el juez anticorrupción Sergio Moro, que conduce la megacausa en la ciudad de Curitiba (Paraná, sur de Brasil).

Con información de Servicios Internacionales.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan