Actividades de la Prejornada

Peregrinos ayudan en la junta de embarre

Temas:

Cada visitante hizo lo mejor que pudo en esta faena. Cada visitante hizo lo mejor que pudo en esta faena.

Cada visitante hizo lo mejor que pudo en esta faena. Foto por: ESPECIAL PARA LA PRENSA/Alcibiades Cortez

Los poblados de Bajo Corral y Santo Domingo de Las Tablas se convirtieron en los lugares en donde los peregrinos que participan de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) han podido conocer la construcción de las casas de quincha y de la embarra de las paredes de la misma.

Peregrinos de Francia, Colombia, Ecuador, República Dominicana y Bolivia ayudaron en la preparación del lodo para embarrar una casa en estas comunidades, lo que se ha convertido en la mayor atracción para los extranjeros que están en la región de Azuero.

Armando las paredes de la casa. Expandir Imagen
Armando las paredes de la casa. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Alcibiades Cortez

También fueron llevados a una molienda donde saborearon el jugo de caña. Además, dieron paseos en carreta por el poblado de Santo Domingo.

En tanto, en Macaracas, los peregrinos italianos han disfrutado de la tortilla de maíz, informó Javier Martínez, quien tiene a uno de ellos hospedado en su residencia.

En la barriada 11 de Octubre, de Macaracas, los peregrinos participarán de un palo encebado, uno de los juegos bufos más tradicionales de la región de Azuero.

Además, visitarán el área protegida centenaria El Colmón, ubicada cerca del poblado de Macaracas, para observa la biodiversidad ecológica de este bosque seco tropical.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter