INTERCEPTACIÓN DE COMUNICACIONES

Testigo asegura que Gustavo Pérez fue entrenado para manejar equipo de espionaje

Pérez fue el primer director de la Policía Nacional en la administración Martinelli, cargo del que fue removido en marzo de 2012 para dirigir el Consejo de Seguridad del Estado.

Contactado telefónicamente, negó conocer el equipo de espionaje telefónico adquirido a un costo de $13.4 millones de dólares, cuyo paradero es actualmente desconocido.

La testigo presentó una denuncia en la Fiscalía Auxiliar, por amenazas a ella y a su hijo menor de edad.

Temas:

Gustavo Pérez fue secretario ejecutivo del Consejo de Seguridad. Gustavo Pérez fue secretario ejecutivo del Consejo de Seguridad. Expandir Imagen
Gustavo Pérez fue secretario ejecutivo del Consejo de Seguridad. LA PRENSA/Archivo

Una testigo protegida aseguró que Gustavo Pérez, quien fue jefe policial, viceministro de Gobierno y secretario del Consejo de Seguridad del Estado en la gestión de Ricardo Martinelli, fue la persona que adquirió el equipo estatal para interceptar telecomunicaciones, aparato que hoy no aparece.

También contó que presentó una denuncia ante la Fiscalía Auxiliar contra Gustavo Pérez, por “amenazas contra mi persona y de mi hijo".

La testigo habló hoy, en sendas entrevistas en TVN Noticias y Telemetro Reporta. Dijo tener pruebas que respaldan su testimonio.

“Él en persona me dijo a mí: yo compré ese equipo... Me dijo: yo manejo ese equipo”, expresó la testigo en   TVN Canal 2. Pérez tiene formación militar y fue parte de las desapareciddas Fuerzas de Defensa.

Los equipos a los que se refiere la denunciante fueron adquiridos el 23 de julio de 2010 con dinero del Programa de Ayuda Nacional (PAN) –entonces llamado Fondo de Inversión Social (FIS), bajo la dirección de Giacomo Tamburrelli– a la empresa israelí M.L.M. Protection LTD, a un costo de 13.4 mil dólares.

La testigo relató que Pérez, para poder manejar el equipo, asistió a un entrenamiento en Israel. Estuvo 10 días en ese país.

De todo ello estaba enterada, porque ambos mantuvieron una "relación íntima".

“En una oportunidad, él y yo estábamos en mi apartamento. Yo estaba trabajando con mi laptop. Él llegó y yo apagué la laptop y la coloqué en la mesa, pero no la cerré. En ese momento yo caí en cuenta que había dejado la tapa de la laptop abierta y brinqué y la cerré. Le dije: 'perdóname, no me di cuenta'. Él me dice: 'tranquila, hoy no nos están grabando", recordó en TVN.

También dijo que Pérez le mostró cómo alteraba mensajes ( chats) de celular.

En Telemetro Reporta contó cómo Pérez reaccionó cuando se enteró que ella era chantajeada por un sargento destituido de la Policía. "Lo voy a mandar muerto a Coiba", dijo la testigo que fueron las palabras de Pérez.

Igualmente, dijo temer por el daño que pueda hacerle una abogada de familia contratada por Pérez que, según su relato, actualmente es procesada por apuñalar a otra persona.

Contactado telefónicamente por  La Prensa, Pérez negó los señalamientos y dijo no estar disponible en ese momento porque se encontraba en una reunión. Posteriormente habló y dijo que la testigo es "una persona enferma" que quiere hacerle daño a él y su familia.

Pérez fue el primer director de la Policía Nacional en la administración Martinelli, cargo del que fue removido en marzo de 2012. Pasó a dirigir el Consejo de Seguridad del Estado. Por último, fue designado viceministro de Gobierno.

Ni uno de los directores del Consejo de Seguridad del Estado en el gobierno de Martinelli (2009-2014) ha admitido haber visto siquiera el equipo. Además de Pérez, fueron directores Olmedo Alfaro, Alejandro Garuz y Julio Moltó. Todos insisten en que no tuvieron ninguna participación en una operación de espionaje.

El 2 de diciembre de 2014 fue presentada una denuncia penal ante la Fiscalía Primera Anticorrupción contra Garuz, por la supuesta comisión de delitos contra la administración pública.

La denuncia fue impulsada por el actual secretario ejecutivo de la entidad, Rolando López Pérez, tras descubrirse la pérdida de equipos para interceptar comunicaciones, pertenecientes al Consejo de Seguridad.

Durante el gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014) se instauró una férrea red de espionaje a opositores, oficialistas, independientes y diplomático.

(Con información de Eduardo Mendoza).

'Se están aprovechando de la situación para hacerme daño': Pérez

Gustavo Pérez dice que los señalamientos en su contra son “una locura” y que como funcionario del gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014) “no tenía tiempo” para estar monitoreando las comunicaciones privadas.

También negó conocer la máquina de escuchas telefónicas adquirida a una empresa israelí por $13.4 millones, y cuyo paradero es incierto. Admite que viajó a Israel en octubre de 2013, pero no para recibir entrenamiento en el manejo del aparato, sino como parte de sus funciones como viceministro de Gobierno, cargo que ocupaba en aquel entonces.

Contactado telefónicamente por La Prensa, Pérez reconoce quién es la testigo anónima entrevistada hoy por TVN Noticias y Telemetro Reporta, aunque se negó a dar su nombre. Simplemente dijo que se trata de una “persona que se ha estado metiendo contra mi familia por muchos años” (sic).

“Se está aprovechando de la situación para causarme daño… Por suerte mis abogados toman cartas en el asunto”, exclamó.

Admite que tuvo una relación laboral con la testigo, a quien contrató para que hiciera unas traducciones cuando fue jefe de la Policía, de 2009 a 2012.

“[El trabajo] no lo hizo a tiempo y yo creo que por allí viene el asunto… Es una persona que está totalmente… Ella tiene una historia psiquiátrica. Tuvo problemas con drogas y todo eso", indicó.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter