Muerte de menores en el Centro de Cumplimiento de Tocumen

‘Fuego fue provocado’, afirma investigador de los bomberos

Dentro de  la celda del  Centro de Cumplimiento de Tocumen en la que  murieron cinco menores   se halló   una lata de gas lacrimógeno.

El mayor del Cuerpo de Bomberos de Panamá. Juan De Arco, inspeccionó la celda en donde murieron cinco menores quemados. El mayor del Cuerpo de Bomberos de Panamá. Juan De Arco, inspeccionó la celda en donde murieron cinco menores quemados. Expandir Imagen
El mayor del Cuerpo de Bomberos de Panamá. Juan De Arco, inspeccionó la celda en donde murieron cinco menores quemados.

El fuego en la celda No. 6 del Centro de Cumplimiento de Tocumen, que causó la muerte de cinco detenidos el 9 de enero de 2011, fue provocado por una fuente de calor externa.  

Así lo aseguró Juan De Arco, encargado de la investigación de incendios por parte del Cuerpo de Bomberos de Panamá, quien ayer rindió declaración en el Segundo Tribunal Superior, en el juicio seguido a 12 personas acusadas por la muerte de los menores. 

La celda No. 6 fue inspeccionada por De Arco el día siguiente al hecho y en el pabellón de menores localizó otro punto en donde se dio un pequeño incendio, pero que no guarda relación con lo ocurrido. 

“No hay relación entre los puntos de origen y eso indica que el fuego fue provocado”, señaló.  

Explicó que hay tres elementos básicos para que se originen las llamas: el material combustible (ropa, cartón, plástico y hasta el ser humano), el oxígeno y una fuente de calor. 

Detalló que en el sitio había colchonetas, sábanas y se encontró ropa quemada que, según adujo, serían los elementos combustibles.  

Agregó que cerca a la primera cama había una lata (parte de una bomba lacrimógena) y una palanca que guarda relación con esta.  

El inicio del fuego se localizó en la primera cama, sin embargo, aclaró que hubo daños en el resto del lugar. 

De Arco expresó que consultó en internet los locales en los que se venden bombas lacrimógenas y recibió un informe que establece que “los gases lacrimógenos no pueden usarse en lugares cerrados porque causan fuego”.  

“La celda 6 era un lugar cerrado”, afirmó De Arco, aunque dejó claro que sus hallazgos son indicios y no se determinó cuál fue la fuente de calor externa. 

Por este caso están acusados nueve policías, dos custodios civiles y la exdirectora del penal Iris Cedeño. El juicio continuará hoy.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan