Lesión patrimonial

En Fiscalía de Cuentas se inicia investigación por caso de comida deshidratada

Temas:

Una posible lesión patrimonial, de más de $14.5 millones, que guarda relación con la primera compra de alimentos deshidratados por parte del Fondo de Inversión Social (FIS), actualmente Programa de Ayuda Nacional (PAN), que fue remitida este martes, será investigada a partir de este jueves 13 de agosto, por la Fiscalía General de Cuentas.

El informe practicado entre el 1 de julio de 2009 y el 31 de agosto de 2011, verificó que la empresa contratista Lerkshore International Limited (la cual facturo $60 millones en este negocio, durante el gobierno del entonces presidente Ricardo Martinelli) entregó al FIS los alimentos deshidratados para su distribución.

Sin embargo, el acto de contratación mostró ciertas irregularidades, como competencia simulada, debido a que estuvo encaminado a que le fuese otorgado a la empresa, la cual tenía conocimiento de la entrega del programa con seis meses de antelación.

En tanto, en la auditoría se demuestra la inexistencia de estudios de factibilidad que avalaran la conveniencia económica y técnica del proyecto, así como el pago de viáticos por $3 mil 600, los cuales no están justificados.

Además las fechas de los viajes que realizó el jefe del Departamento de Nutrición del PAN a Brasil no coinciden con las que aparecen en las actas de inspección y entrega, ni con la salida de los productos en el puerto de la ciudad de Río Grande (Brasil).

Es importante destacar que la empresa contratista vinculada no poseía capacidad económica, esto quedó demostrado cuando se recibió copia del estado de cuenta bancaria, el cual reflejaba un saldo de $35 mil correspondiente a la fecha de 31 de diciembre de 2009.

La compañía contratista pagó además a la empresa brasileña Prativita Alimentos Nutricionais, cuando el Banco Nacional de Panamá le efectuó los desembolsos correspondientes al contrato, esto de acuerdo con el examen llevado a cabo por la Dirección de Investigaciones y Auditorías Forenses, de la Contraloría General de la República.

Esta es la razón por la que el FIS fue quien realmente pagó los alimentos al fabricante y la empresa solo entregó el dinero, constituyéndose en un intermediario entre el Estado, representado por el FIS, y la empresa brasileña, obteniendo cuantiosos beneficios a costa del erario.

Por este caso, los exdirectores del PAN Gioacomo Tamburelli y Rafael Guardia, así como Adolfo Chichi de Obarrio, exsecretario de Ricardo Martinelli, están siendo investigados.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan