JUDICIAL AFFAIRS

Extortion alleged in cold chain

The owner of the company that was awarded the contract has claimed he had to pay a $10 million kickback to a close associate of Ricardo Martinelli.

Arjona Duque, contacto con el ‘poder’

Temas:

Venezuelan businessman Luis Aular Peralta - owner of Outsourcing de Venezuela, S.A., the company in charge of the construction of the cold chain for $75 million - yesterday accused Javier Pariente, vice president of Importadora Ricamar, the trade name of Super 99, whose owner is former President Ricardo Martinelli, of having "extorted" him for $10 million to receive the contract.

He said he was forced to sign a consulting contract with the supplier of dehydrated food: Lerkshore International Limited, whose legal representative is Rubén De Ycaza, a personal friend of Pariente. That contract was worth $10 million.

He claimed that if he refused to sign the contract, he would lose the contract.

"That would have been a severe economic blow for me and I had to sign," Aular Peralta said, adding that Pariente told him he represented the "great white shark," referring to Martinelli.

Pariente has also been linked to allegations of corruption in the National Assistance Program (PAN). Lerkshore International Limited was paid the sum of $60 million in 2010 by the PAN under the management of Giacomo Tamburrelli.

He did not return phone calls seeking comment about the allegations.

Outsourcing de Venezuela, S.A. received the cold chain contract on Nov. 29, 2011. It was the only company to participate in the tender.

Arjona Duque, contacto con el ‘poder’

Desde principios  del año 2000, el abogado  Amado Arjona Duque entabló una relación comercial con Gabriel Gaby Btesh y Felipe Alejandro Pipo Virzi, del llamado “círculo cero” del expresidente Ricardo Martinelli, así como con otros empresarios ligados a centros comerciales y residenciales de lujo.

Arjona Duque es suscriptor de  Pavilion Financial, que  en el gobierno de  Martinelli recibió  un contrato directo –de $426 mil  al año– por el  arrendamiento del local en el que  opera  la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre.

Curiosamente, esta transacción se hizo a través del Programa de Ayuda Nacional (PAN). Pero no  por este contrato directo fue que el nombre de Arjona Duque vio la luz pública. Su nombre apareció en publicaciones de prensa en  el  escándalo del colombiano David Murcia Guzmán.

A través de la firma  Arjona Figueroa, Arrocha y Díaz –en la que fue socio hasta 2013–, Arjona Duque constituyó  varias   sociedades y aperturó cuentas bancarias vinculadas a  Murcia Guzmán, hoy condenado en Estados Unidos a nueve años de cárcel por lavado de activos.

Por ese caso, Arjona Duque rindió declaración ante el Ministerio Público, donde aseguró que Ernesto Chong Coronado –exasesor financiero de Murcia Guzmán– le solicitó la compra y posterior constitución de las sociedades. Un de ellas fue Smart International Business Inc.,  donante de la campaña de Martinelli en  2009, cuando ganó las elecciones.

Tras estallar este escándalo, Arjona Duque renunció a todas esas sociedades en las que figuraban como dignatarios sus empleados,  varios de ellos vinculados a compañías que fueron parte de la triangulación de los pagos que recibió por “asesoría”  en los  contratos de  comida deshidratada y Cadena de Frío, hoy bajo la lupa de las autoridades.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter