PATRIMONIO HISTÓRICO

La Notre Dame más exacta en 3D

Cada muro, pilar, estatua o rincón de la Notre Dame de París fue escaneado por un grupo de expertos, guardando una ‘nube’ de más de mil millones de puntos que dan ‘vida’ al monumento en la pantalla del ordenador.

Un corto circuito es la causa probable del incendio

Temas:

Entre 2011 y 2012, un grupo de especialistas usó un aparato láser para medir con exactitud el interior y el exterior de Notre Dame de París. Entre 2011 y 2012, un grupo de especialistas usó un aparato láser para medir con exactitud el interior y el exterior de Notre Dame de París. Expandir Imagen
Entre 2011 y 2012, un grupo de especialistas usó un aparato láser para medir con exactitud el interior y el exterior de Notre Dame de París.

En el campus de Vassar College, en Nueva York, una semana antes del incendio de Notre Dame, un equipo universitario se reunió para poner a punto un ambicioso proyecto: catalogar una cantidad gigantesca de datos de modelización en 3D -los más precisos del mundo- de la catedral francesa.

Estos valiosos datos son obra de un hombre que murió el pasado mes de noviembre: un profesor de arte estadounidense, francófilo y francófono, enamorado de la arquitectura medieval y apasionado por las catedrales góticas, Andrew Tallon.

Su técnica no era nueva, pero su utilización sí. En 2011 y 2012, financiado por una fundación, utilizó un aparato láser para medir con exactitud el interior y el exterior de Notre Dame de París.

Puso su aparato en una cincuentena de lugares con el fin de medir las distancias entre cada muro y cada pilar, rincones, estatuas o cualquier otra forma, y registrar el conjunto de imperfecciones intrínsecas de cada monumento desgastado durante siglos.

El resultado fue una “nube” de más de mil millones de puntos, que fueron coloreados y cuyas imágenes finales de síntesis reconstruyeron en un ordenador la catedral con todos sus detalles, incluidos los defectos más minúsculos, con una precisión de 5 milímetros.

Estas imágenes confirmaron, por ejemplo, que el oeste de la Catedral era un “completo desastre...”, según dijo Andrew Tallon a National Geographic en 2015, al mostrar el caótico alineamiento de las columnas.

Andrew Tallon quería “entrar en la cabeza de los constructores”, explicó a la AFP Lindsay Cook, su antigua alumna, hoy profesora en Vassar encargada de analizar y aprovechar todos esos archivos numéricos.

“Buscaba en los escáneres láser las rupturas en la construcción, los lugares donde las cosas no estaban perfectamente rectas o verticales, los sitios donde se podía adivinar la mano del arquitecto o de los masones”, explica la experta, también francófona, que se especializó en el gótico gracias a Tallon.

De sus medidas nacieron las imágenes publicadas en un libro en 2013 que fueron expuestas en la propia Notre Dame en una exposición en 2014, si bien el groso de estos millones de datos sigue sin explotar y yace, bajo la forma de 0 y 1, en unos cuantos discos duros.

Notre Dame podría ser reconstruida sin la necesidad de estos datos tan exactos, pero la modelización por láser aporta algo a las fotografías y a los dibujos con los que trabajan los arquitectos de Francia: precisión.

Y esto es particularmente útil para elementos de los niveles más altos como el tejado y la aguja, que son más difíciles de medir. La aguja del siglo XIX cayó en el incendio, y el tejado quedo enormemente destruido.

La modelización podrá ayudar también a los restauradores a recrear de forma idéntica la parte de la bóveda que se desmoronó cayendo hacia el interior.

“Si las autoridades desean utilizarlos, por supuesto que los compartiremos con ellas”, dijo Lindsay Cook.

Por el momento, los datos se encuentran en unos discos duros externos en Vassar, y existen copias en Columbia, donde los universitarios colaboraban con Tallon en su proyecto llamado “Mapping Gothic”.

Y si los arquitectos piden los discos, habrá que llevarlos en persona, porque los datos ocupan demasiado espacio como para que puedan ser enviados por internet.

Tallon dejó, además, otros legados, por si un día algún arquitecto los necesita también: en varios discos duro guardaba las modelizaciones láser de las catedrales francesas de Beauvais y de Chartres, de la inglesa Canterbury e incluso de la basílica parisina de Saint Denis.

Un corto circuito es la causa probable del incendio

 Los investigadores de la policía de París creen que un corto circuito habría sido la causa más probable del incendio en la catedral de Notre Dame, informó ayer un funcionario policial francés, mientras el país celebraba una jornada de homenaje a los bomberos que salvaron el inmueble reconocido a nivel mundial. Las autoridades dijeron que Notre Dame, que data del siglo XII, estuvo en riesgo de calcinarse hasta los cimientos antes de que los equipos de emergencia evitaran que el fuego se extendiera a los campanarios.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan