cine

Larraín, un director completo

El chileno Pablo Larraín es uno de los cineastas más versátiles que existe en el séptimo arte de América Latina.

Temas:

“La icónica primera dama obtiene complejidad emocional y una visión enriquecida a través de la emocionante y ambiciosa interpretación de Natalie Portman”: ‘Usa Today’. “La icónica primera dama obtiene complejidad emocional y una visión enriquecida a través de la emocionante y ambiciosa interpretación de Natalie Portman”: ‘Usa Today’.

“La icónica primera dama obtiene complejidad emocional y una visión enriquecida a través de la emocionante y ambiciosa interpretación de Natalie Portman”: ‘Usa Today’.

Larraín, un director completo Larraín, un director completo

Larraín, un director completo

Larraín, un director completo Larraín, un director completo

Larraín, un director completo

El chileno Pablo Larraín (Santiago de Chile, 1976) aporta en Jackie una mirada desde afuera de los acontecimientos, la del extranjero que estudia un caso alejado a su historia personal como es el asesinato de John F. Kennedy, aunque su cámara, a la par, sabe adentrarse en la mente de Jacqueline Kennedy (1929-1994) con una intimidad, una fortaleza y una delicadeza no solo única, sino que también es admirable.

Estamos ante uno de los directores más completos y versátiles que hay en el séptimo arte contemporáneo de América Latina, ya que no hay una tendencia clara de lo que podría ser la huella Larraín en sus propuestas.

Claro, unen todos sus filmes recientes la enorme capacidad de Larraín para contar historias potentes, aunque sus tramas no tienen un aparente parecido en común.

Antes de la destacada Jackie, su genial debut dentro de las filas del cine en inglés de Hollywood, Larraín firmó Neruda (2016), que prácticamente la hizo a la par que la biografía sobre la pareja presidencial.

Neruda, en un tono de novela negra con algo de realismo mágico, comparte la historia verídica de cómo el poeta Pablo Neruda, ganador del Nobel de Literatura, es perseguido en su propio país como si fuera un delincuente.

Aunque es una producción correcta, Neruda no está a la altura de Jackie.

Otro salto a la gracia absoluta para Pablo Larraín es cuando nos estremece con el drama religioso El Club (2015), esa clase de largometrajes que te dejan intranquilo y que te perturba al ingresar a la casa donde habitan sacerdotes responsables de miserables casos de abusos sexuales.

Antes de Neruda, ya había visitado la realidad brusca de la dictadura chilena en la muy recomendable No, en la que retrata la convulsionada década de 1980 en su país, así como el poder absoluto que tenía la televisión antes de la llegada de la internet y la fuerza de la publicidad cuando se enfrenta a un gobierno militar.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan