Si te lo perdiste: Videoanálisis del primer debate presidencial de 2019 Ver más

verano

Frescor de estación

La pasión por las paletas crece en complicidad con comercios exclusivos para la degustación de sabores templados tan conocidos como excéntricos.

Temas:

La Michoacana es una franquicia nacida en Michoacán, México. La Michoacana es una franquicia nacida en Michoacán, México. Expandir Imagen
La Michoacana es una franquicia nacida en Michoacán, México. La Prensa/ Jazmín Saldaña

Coloridas, adornadas, sencillas, rellenas o combinadas. Así son las paletas. Un postre que reclama su popularidad en cada esquina como importante provisión entre la sección de porciones heladas.

La paleta es un producto multifacético, variante y entretenido que causa fascinación y, a la vez, sirve como aliciente al calor veraniego. Un grupo de comerciantes se ha dedicado a su exploración exclusiva para satisfacer los gustos más exigentes o los más atípicos.

Uno de los más conocidos es La Michoacana, una franquicia nacida en Michoacán (México), donde tradicionalmente la paleta es una insignia local. Se lee en su página web que el negocio surgió como una fuente de ingreso para sus humildes pobladores, que dedicaban sus energías en extraer la pulpa de las frutas e introducirla en el congelador. Si bien el concepto empezó por hacer de las frutas su versión más templada, sus sabores fueron evolucionando con el tiempo y con su progresiva expansión a otros países.

Ahora establecida en Panamá -desde casi dos años-, la franquicia cuenta con sabores afines con la identidad istmeña. Biviana Labrador, encargada de La Michoacana en el Casco Antiguo, menciona las innovaciones de la casa paletera para territorio canalero: la de chicheme y la de arroz con leche. Para fiestas patrias, también sacó una edición limitada de paletas tricolor, “haciendo alusión a los colores de la bandera panameña”, explica Labrador, y por allí mismo durante la temporada de diciembre la casa productora ofreció paletas con sabor a ponche. La franquicia aguarda un sabor sorpresa para Carnaval, adelanta Labrador.

Contrario a la tendencia en otras paleterías, en las que se ofrecen coberturas o chispas añadidas sobre la superficie gélida, La Michoacana prefiere mantenerse fiel a su consigna “es natural”.

La tradición paletera en México está tan arraigada, que se festeja el día del paletero (28 de diciembre) y anualmente se organiza una feria en la que hay hasta 300 sabores distintos.

En el sector emerge la marca creada para Panamá Lollycar. Es un foodtruck que ofrece 18 sabores en paletas inventadas con asesoría de un chef italiano especialista en el producto.

Según Fabio Botella, uno de los socios venezolanos de Lollycar, la paleta está en boga porque para los adultos representa “un recuerdo dulce de su niñez”. Además, las presentaciones están diseñadas para evitar accidentes, como mancharse la ropa, y tan fáciles de llevar que se pueden comer en cualquier lado. El truck de Lollycar se estaciona en Costa del Este. Pronto la compañía tendrá más carritos para estar en otros puntos de la ciudad.

Busco una paleta a pie

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter