Música

Evolución del tradicional baile típico

La música típica no puede escapar al influjo del cambio social y cultural que se ha vivido en los últimos años.

Temas:

Una entrada a un baile puede estar entre los 5 y 10 dólares. Mientras que un artista puede cobrar por la función 7 mil dólares la noche o más. Una entrada a un baile puede estar entre los 5 y 10 dólares. Mientras que un artista puede cobrar por la función 7 mil dólares la noche o más. Expandir Imagen
Una entrada a un baile puede estar entre los 5 y 10 dólares. Mientras que un artista puede cobrar por la función 7 mil dólares la noche o más. Archivo

El conocido “pindín” se realiza tanto en la ciudad capital como en otros rincones del interior del país, pues el típico es uno de los bailes más populares de Panamá.

Esta música, opina Milciades Pinzón, historiador y sociólogo, “no puede escapar al influjo del cambio social y cultural que se ha vivido en el país en los últimos 70 años”.

Comenzó como una expresión de tipo instrumental a la que con el tiempo se le añadió la saloma de las “cantalantes” y más adelante aparecieron nuevos instrumentos y diversos modismos sociales.

Los temas musicales originales le cantaban a la belleza de la mujer, al amor, a la importancia de una festividad o a un símbolo regional.

Llama la atención que las letras eran más respetuosas que en la actualidad. Ahora se han tornado más osadas y hasta vulgares, en algunos casos, comenta.

El folclorólogo Edwar Castillo menciona que la evolución de este tipo de música ha sido notorio. Han cambiado los ritmos, los estilos y, por supuesto, hay nuevos instrumentos.

Antes solo se usaban timbales, conga, acordeón y guitarra, y ahora se han incluidos los instrumentos de vientos, por ejemplo.

Pinzón recuerda que antaño el baile era más un evento social que una empresa comercial, como acontece en los tiempos actuales.

Esta actividad era casi siempre en una casa de familia, ya que no existían los “jardines” o bohíos que luego invadieron las áreas interioranas y las zonas de la ciudad capital.

Muchas veces al evento se asistía previa invitación con tarjeta, sobre todo, en los principales centros urbanos. Lo que vino con posterioridad ya es conocido.

Estos bailes con acordeones son muy cotizados, tanto en las áreas rurales como en las urbanas e incluso han penetrado en sectores elitistas, donde antes eran vistos como un asunto de “manutos” y de gente “patirrajadas”, anota Pinzón.

A pesar de su crecimiento, no estaría de más que las instancias educativas del Estado apoyen ese ímpetu y los protejan de influjos que pudieran desnaturalizarlo, agrega.

COSTO

Un punto imprescindible de resaltar es su costo.

De acuerdo con Edwar Castillo, el precio de un baile varía; puede oscilar entre los mil 500, los 7 mil dólares o mucho más.

La economía influye en este punto. “Todo está caro”, opina Ormeliz Cortez, compositor y acordeonista.

El empresario contratante debe pagar los honorarios del artista y su grupo de músicos, más el equipo de sonido, todo su personal de montaje y de operaciones, así como los acarreos y el alquiler del local, entre otros.

En cuanto a la paga de los músicos, hoy un timbalero cobra 100 dólares como mínimo y un guitarrista 80 dólares por jornada, comenta Edwar Castillo.

Mientras que una entrada a un baile puede oscilar entre los 5 y 10 dólares por persona.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan