Deberes acordes con la edad

Los padres deben inculcar tareas del hogar a los niños, pues estas actividades generan un mejor uso del tiempo en los pequeños, sostienen especialistas.

Temas:

Los niños desde pequeños pueden colaborar en el quehacer del hogar. Los niños desde pequeños pueden colaborar en el quehacer del hogar. Expandir Imagen
Los niños desde pequeños pueden colaborar en el quehacer del hogar.

Realizar las tareas del hogar debe ser una misión de todos los miembros de la familia, incluso para los chicos de la casa. No obstante, para asignarles una tarea se debe tomar en cuenta la edad.

Los niños desde pequeños pueden colaborar en el quehacer del hogar, recalcan expertos. Por ejemplo, los de entre 2 y 3 años pueden acomodar los periódicos para que luego los padres los reutilicen, dice el psicólogo Carlos Montenegro.

Pueden recoger los juguetes de una habitación y guardarlos en la caja destinada para ello, y llevar la basura al cubo correspondiente, señala en su sitio web la maestra y sicopedagoga española María José Roldán.

En esta etapa también pueden retirar su plato de la mesa y llevarlo al fregador.

Además, deben ir aprendiendo con ayuda de mamá, papá u otro cuidador, a vestirse y desvestirse, añade Montenegro.

Cuando el niño está entre los 4 a 6 años pueden hacer la cama con la ayuda de un adulto, recoger y limpiar la mesa, ayudar a preparar comidas sencillas y barrer con una escoba acorde con su edad y altura.

Incluso a esta edad pueden darle de comer a una mascota, con una inducción previa y la supervisión de un adulto, señala el psicólogo Aristides de Ycaza.

Aquellos que tienen entre 7 y 9 años pueden ser capaces de despertarse de forma independiente con una alarma, arreglar su cama, doblar y guardar la ropa, enumera Ricardo Turner de la Clínica Psicológica de la Universidad de Panamá.

Atarse los cordones de los zapatos o zapatillas, sacar la basura, lavarse los dientes sin ayuda y de manera correcta, son otros ejemplos de las deberes que pueden hacer los chicos en esta edad, comenta Montenegro.

Ya entre los 10 y los 13 años deben se capaces de hacer todas las tareas antes mencionadas sin necesidad de que los padres se las recuerden.

Además, se pueden agregar otras como secar y arreglar los platos en los armarios de forma correcta e incluso cambiar las toallas del baño cuando estén sucias y no esperar a que sus cuidadores lo hagan.

En este renglón de edad, sobre todo en los chicos de 13 años, si tienen hermanos más pequeños pueden ayudar a vestirlos, cooperar en la limpieza de la cocina, organizar los útiles que llevarán a la escuela al día siguiente y puede sacar la ropa de la lavadora.

FALLAS

En algunos casos hay padres que no están de acuerdo en que sus hijos cooperen en los quehaceres del hogar, porque prefieren que los chicos se dediquen al 100% a sus deberes académicos, señalan los consultados.

En ocasiones este comportamiento o decisión se puede relacionar con la posición social de la familia, es decir, familias con la capacidad económica de tener a su disposición un grupo de sirvientes, dice el psicólogo Aristides de Ycaza.

En este punto, Turner añade que en otras culturas, aunque tengan los medios para pagar a una persona que se encargue de los quehaceres, la familia decide hacerlo por su cuenta. “Esto tiene mucho que ver con la educación en la responsabilidad”, apunta.

Además, muchos padres tiene, una actitud de sobreprotección con los hijos y no quieren que estos sean expuestos a situaciones que, según ellos, no generan ningún aporte, como las labores domésticas.

Otro caso es que no le quieren dar responsabilidades a los niños. Hay padres que son excesivamente relajados con sus hijos y esto redunda en que no les asignen obligaciones o deberes.

Los padres deben inculcarles estos deberes a los niños, pues estas actividades constituyen un mejor uso del tiempo en los pequeños, recalcan los consultados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter